Saltar al contenido

La Importancia de la Disciplina

la importancia de la disciplina

He comprobado que la disciplina, a pesar de ser un hábito tan hablado, poca gente realmente lo cultiva y se da cuenta de su importancia. Me he dado cuenta, investigando y con base en mi propia experiencia, que es uno de los hábitos más importantes en la vida.

He visto la diferencia existente de vivir una vida indisciplinada, sumida en la zona de confort. A una vida centrada en cultivar este hábito en todas las áreas. Esto me ha permitido hacer descubrimientos sorprendentes.

La importancia de la disciplina está basada en que determina el grado de éxito que vamos a alcanzar en la vida; todas las personas que han logrado el éxito en algún área de su vida cultivaron el hábito de la disciplina. La disciplina nos permite controlar nuestro tiempo y concentración para enfocarlos en nuestros objetivos.

¿Qué es la Disciplina?

La disciplina o autodisciplina es la capacidad que tenemos para dominar los impulsos y sentimientos, para decidir con base en la razón la forma de actuar en un momento específico. Es un hábito que se cultiva con base de del autodominio; nace de la habilidad de renunciar a las satisfacciones inmediatas en busca de un bien superior.

La disciplina se forja en conjunto con la concentración y la capacidad para visualizar y fijar metas en la vida. Son tres factores que son interdependientes; es complicado pensar en que podamos cultivar solamente uno y tener éxito.

La Disciplina se Confunde con Obligaciones y Responsabilidades

He observado que, en realidad, hay muy poca gente disciplinada, por lo menos en mi entorno. Me he dado cuenta de que este hábito es confundido muy a menudo con las obligaciones y responsabilidades que asumimos en el pasado.

En realidad, mucha gente hace las cosas porque tiene y no porque quiere. Si tenemos la ilusión de ser personas disciplinadas cuando en realidad no lo somos, difícilmente vamos a poder cultivar este hábito.

para que me sirve la disciplina

La Ley del Mínimo Esfuerzo y la Disciplina

La ley del mínimo esfuerzo es muy común hoy en día. Hacemos solo aquello que es preciso hacer, lo muy necesario. Sabemos que en realidad tenemos la capacidad de hacer muchas más cosas con nuestro tiempo, cosas que tendrían impacto positivo en nuestras vidas, sin embargo, decidimos no hacerlas.

Nos sugerimos un sinfín de pretextos, de excusas y falsos razonamientos que nos convenzan de que es mejor quedarnos haciendo lo mínimo indispensable. Esta decisión, es la que mantiene cautivas nuestras vidas. muchos, ignoran la importancia de la disciplina, y de alguna manera entregan su razonamiento, voluntad y anhelos a la zona de confort. Esto es una renuncia al éxito.

La importancia de la Disciplina en Nuestras Decisiones

Podemos darnos cuenta de lo indisciplinados que somos al momento de observar nuestras más pequeñas decisiones a lo largo del día. Independientemente de las responsabilidades con las que nos toque cumplir.

Son las más ínfimas decisiones las que están moldeando nuestro futuro, por ejemplo; cuando decidimos despertar más tarde, cuando decidimos pasar tiempo en las redes sociales llenándonos de trivialidades, cuando decidimos beber en exceso, cuando decidimos mantener conversaciones que nos quitan tiempo y limitan nuestras percepciones, cuando decidimos postergar, cuando preferimos ver la tele en lugar de alimentar la mente con herramientas que nos ayuden a desarrollarnos.

Son estas decisiones, las que toma todo el mundo día con día, las que nos roban el tiempo, limitan la mente y nos mantienen en un estado de conformismo.

reflexion sobre la disciplina

¿Cómo se Crea la Disciplina?

La disciplina no se crea producto de asumir actividades o responsabilidades del exterior que tomen nuestro tiempo. La disciplina se crea cuando decidimos tomar el control de nuestro tiempo y concentrarlo en actividades de alto impacto que nos hagan caminar hacia una meta u objetivo.

La disciplina se comienza a cultivar en el momento que decidimos renunciar a todo aquello que disfrutamos pero que nos limita en nuestra vida. Y a pesar del trabajo que nos pueda costar renunciar a esas cosas, aun así, lo hacemos porque la mente esta enfocada, concentrada en una meta más grande.

Una mente disciplinada se vuelve obsesionada con el tiempo porque sabe que este no regresa, que el tiempo que sea desperdiciado en trivialidades es tiempo que se pudo haber dedicado a la realización de actividades que produjeran y que empujaran hacia ese objetivo.

La Importancia de la Disciplina para Alcanzar el Éxito

El éxito en la vida es percibido como algo muy difícil de alcanzar, muchos piensan que este solo les llega a unos cuantos que son especiales.

En realidad, el éxito está al alcance de cualquiera, solo que pocos están dispuestos a renunciar a los placeres inmediatos, pocos están dispuestos a poner el trabajo suficiente hoy.

Esa es la razón por la cual pocos logran alcanzar el éxito; todos anhelan conseguir cosas diferentes a las que tienen hoy; sin embargo, nadie quiere cambiar, nadie quiere expandir la mente.

para que me sirve la disciplina

El Conformismo Limita la Mente y el Desarrollo

Nos condicionamos a vivir en una prisión sin puertas, la mente ha construido murallas de miedo e inseguridad a nuestro alrededor. Decidimos conformarnos con los pocos placeres que le podemos arrebatar a la vida, y ahí permanecemos; buscamos experiencias nuevas, mayores comodidades y excesos.

Para después, volver a lo mismo, al mismo estado mental de limitación. No nos hemos dado cuenta de que vivimos en una prisión construida por nosotros mismos.

La Disciplina y los Hábitos de Vida

Nuestras decisiones e indisciplina nos han condicionado y han creado hábitos de vida que nos obligan a ver una realidad. La poca voluntad, la estrechez mental, la falta de disciplina y concentración son barreras que podemos eliminar si tan solo decidimos aceptar la responsabilidad de nuestra vida.

Si tomamos la responsabilidad de nuestra vida, nos vamos a dar cuenta de la falta de disciplina, vamos a atrevernos a fijar una metas y objetivos. También vamos a entrenar la concentración eliminando todo tipo de distractores a nuestro alrededor, y vamos a cultivar la disciplina utilizando la fuerza de voluntad.

como ser mas disciplinado

Factores Necesarios para Tener Disciplina

Para tener disciplina es necesaria una meta; no podemos renunciar a aquello que nos ata a un modo de vida solo porque sí; debe de haber una razón poderosa que nos motive a desarrollar la disciplina, al fin de al cabo, este hábito, está basado en renunciar a múltiples actividades que claman por nuestra atención. la mayoría de las personas han renunciado al derecho de fijar una meta de vida porque no se creen capaces de llegar a ella.

Cuando sumamos el factor tiempo, se vuelve necesaria la concentración. La concentración nos permite enfocar toda nuestra atención en el desarrollo de una actividad a la vez.

La importancia de la disciplina radica en que es la esencia del éxito, así de simple. Si logramos entender que el desarrollo de esta está 100% en nuestras manos nos vamos a dar cuenta de que de igual forma lo está el éxito, cuando hayamos comprendido esta verdad vamos a poder cultivar el ingrediente de la concentración y comenzar a andar el camino del éxito.