Saltar al contenido

¿Qué Significa Ser Libre y Cómo Podemos Serlo?

ser libre

En apariencia, ser libre, es un derecho del cual gozamos desde hace tiempo, sin embargo, he comprobado que la mayoría de las personas, muy en el fondo, saben que, en realidad, no son libres, o no lo son al grado que les gustaría serlo.

En el pasado, producto de malas influencias y de la falta de autoconocimiento, llegue a la conclusión que lo que me haría verdaderamente libre sería el dinero.

Con forme pasó el tiempo, y a base de duros golpes, comprendí que el significado de ser libre no estaba tanto en el exterior como la mayoría pensamos, y no era acumular cosas, viajar o hacer lo que me venia en gana al momento que lo decidiera. Comprendí que ser libre es un ejercicio diario, interno y al alcance de todos. De esto es de lo que te quiero platicar en este artículo.

¿Qué significa ser libre? Ser libre es la capacidad que tiene el ser humano para pensar, actuar y expresarse, de acuerdo con la esencia de cada uno, es una facultad que se cultiva a través del autoconocimiento, este remueve cualidades negativas adquiridas, las cuales esclavizan las percepciones y hacen actuar por compulsión.

¿Crees Ser Libre?

Una de las principales razones por las cuales, las personas no son libres, es debido a que, como yo en el pasado, piensan que la libertad depende de factores externos como el dinero.

En realidad, hasta cierto punto puede sonar lógico, sin embargo, es un verdadero engaño que, de perseguirlo, uno obtiene el resultado contrario que es la esclavitud.

Hoy, la mayoría de las personas, están buscando ser cada vez más libres en función del exterior, no se han percatado que están persiguiendo una quimera, y actúan en piloto automático, nadie se da cuenta que esta actuando de la misma forma que los demás.

No saben que, de seguir pensando y actuando igual, persiguiendo las mismas cosas, están renunciando a ser libres.

¿Qué Hemos Comprobado Con Nuestra Forma de Vivir?

Las personas de la actualidad creemos que ser libre se limita a hacer lo que queramos en el momento en el que nos plazca, sin la necesidad de esforzarse, me he dado cuenta de que, para muchos, ser libre es vivir una vida fácil en la que todos nuestros deseos sean satisfechos y no haya consecuencias.

Por eso es por lo que muchos piensan en el dinero como un medio para conseguir la libertad, en apariencia, la promesa de una vida fácil en la cual nuestros deseos se satisfacen suena tentadora.

Debido esto la mayoría cae en la trampa, dedican toda su vida a perseguir aquello que consideran les está prometiendo libertad, hacen lo que sea por perseguir esta quimera.

Sin darse cuenta llega un punto en el que se pierden a si mismos, se han vuelto esclavos de aquello que les prometía ser libres. Y con frecuencia, ni siquiera logran conseguir el medio que buscaban para encontrar la libertad.

Hoy en día vemos el desarrollo de esta historia en la vida de la mayoría, cada uno persigue su propia quimera, esa promesa de libertad. Nadie se percata que su visión esta siempre en lo externo.

No se cuestionan el porqué de las cosas, lo ven todo normal porque observan que los demás están haciendo lo mismo. La obsesión por ser libres no deja ver que hemos caído en el piloto automático.

La verdadera libertad no te puede condicionar, no está sujeta a posesiones o estados específicos. Ser libre por naturaleza es un estado que no está sujeto a ningún tipo de ataduras.

que es ser libre

¿Por Qué No Somos Libres?

Las personas renunciamos a nuestra libertad en el momento en el que nos dejamos guiar por el entorno y por las tendencias de este.

Este tipo de vida nubla la visión de cada uno haciendo que nuestros hábitos sean los que manden en nuestra vida. Al convertirnos en esclavos de los hábitos surge el vivir la vida solo en función de buscar el placer y evitar el dolor.

Si lo piensas, es como actúa la mayoría, incluso aquellos que se dicen ser libres, siempre persiguiendo deseos que generen placer y huyendo de las situaciones que produzcan dolor.

Este tipo de vida lleva a que la mente sea invadida por un sinfín de deseos, los cuales están condenados a chocar en algún momento con los de alguien más, dando lugar a conflictos y emociones negativas, las cuales, tarde o temprano conducirán al sufrimiento.

Honestamente, ¿crees que este tipo de vida sea ser libre? La respuesta parece más que obvia, sin embargo, es tal la compulsión de la mente que nadie ve que va río abajo por la corriente de la vida.

La falta de cuestionar y de mirar dentro hace que los hábitos adoptados o creados nos lleven a sufrir. Es tal nuestra ceguera mental, que cuando experimentamos el dolor y el sufrimiento, culpamos a las circunstancias, a la suerte o a los demás.

Es lógico e intuitivo que este camino no puede y no podrá llevarnos a ser libres, sino todo lo contrario, hoy somos testigos de la esclavitud moderna, y está, en realidad, es creada por nosotros mismos.  

La Ilusión de Creer Ser Libre

A pesar de las guerras y las revoluciones libradas en nombre de la libertad, y a pesar de que, en teoría, tenemos libertad de expresión, de pensamiento, de acción, de culto y demás.

No nos hemos liberado de nosotros mismos. Pocas personas han sido verdaderamente libres, la mayoría, como dijimos antes, se encuentran presas de su propia mente y de sus propias limitaciones.

No hay mayor ilusión que aquella en la cual una persona piensa que es libre.

Cuando crees que has obtenido cierto estado, como la libertad, y lo crees con todo tu ser, difícilmente vas a ver otro escenario, no importa cuan estés sumido en el engaño, la autosugestión y el apego solo te harán visible aquello que quieras ver, sin tomar en cuenta las implicaciones.

Somos testigos de este tipo de comportamiento cuando una persona a sabiendas que hace a los demás un mal, o se lo hace a ella misma, y es confrontada por esto; responde: así soy, así quiero ser y así me gusta.

En realidad, es una persona esclava a sus emociones y hábitos de comportamiento, sin embargo, es tan grande la ilusión, que estos le hacen creer que ella está en control y está tomando las decisiones, cuando no es así.

Aun incluso, cuando una persona con estas características pueda intuir que son sus hábitos y emociones hablando, los defiende, los ve como parte de ella.

La razón se debe a que, cuando el apego y las compulsiones son tan grandes, y el autoconocimiento es casi nulo, las personas eligen ver como suyas las cualidades nocivas adoptadas para no enfrentarse a lo desconocido, a su interior.

En realidad, lo único que esto hace, es que sepulta la esencia de las personas, sepulta lo único que realmente puede volvernos libres.

se libre

El conformismo hace convencernos de ser libres

Un claro ejemplo de esto es cuando las personas se la pasan diciendo lo magnífico que es su trabajo, pareciera que tratan de convencer a todos de lo libres y felices que se sienten.

Sin embargo, llega el martes, y están rezando por que llegue el fin de semana, están anhelando olvidar todo lo relacionado al trabajo, a menudo, en la compañía del alcohol, las malas amistades, actividades ociosas y demás.

Esto, si lo analizamos de forma imparcial, podemos ver que la ilusión de ser libres nos hace caer víctimas de hábitos, emociones y percepciones que solo nos limitan.

Este círculo vicioso mantiene la esencia de cada persona oculta. Cuando llega una crisis existencial y se comienza a cuestionar, no sabe quien es y que ha estado haciendo con su vida, se percata que ha vivido únicamente en la superficie de esta.

Yo, de esta manera me percaté que era un esclavo de mis patrones de pensamiento y de comportamiento. Después de varios golpes y de cuestionarme, me di cuenta, que había escogido mi carrera universitaria por compulsión, por un deseo y no por pasión.

Me había graduado solo gracias a que mis compulsiones me hicieron creer que me gustaba lo que estudiaba. En mi mente quería ser libre, sin embargo, fije metas de vida y objetivos basándome solo en adquirir medios para satisfacer meros deseos.

Solo hasta que me cuestioné, e intenté conocer quién era realmente fue que decidí hacer las cosas de una forma diferente y buscar realmente ser libre.

¿Por Que los Hábitos Me Hacen Menos Libre?

Los hábitos no forman parte de ti, son patrones de pensamiento y de comportamiento adoptados, que, a base de la repetición, han quedado arraigados en el cerebro haciendo que percibas y actúes de una forma determinada.

Un hábito hace que actuemos sin prácticamente pensar en ello, por ende, adormecen la fuerza de voluntad.

Cuando la fuerza de voluntad se mantiene inactiva, es que empezamos a actuar por compulsión. Seguimos a los demás, hacemos sus metas las nuestras, vivimos de las tendencias y nos entregamos a la dualidad de placer y dolor.

Medimos nuestra felicidad solo por la frecuencia con la que experimentamos placer. Debido a esto, es que la sociedad se esclaviza a estados de ánimo.

Unas veces estamos bien, otras, sumidos en las quejas, en la apatía y en los problemas. ¿Crees que ser libre sea un estado en el cual sólo dependemos de factores externos? ¿En verdad a eso se limita la libertad? ¿No es intuitivo pensar en un estado en el cual uno elija experimentar siempre paz y dicha, sin importar lo que suceda en el exterior?

Suena idealista, seguro, sin embargo, solo suena idealista debido a que nadie busca las formas de cultivar este estado. Cuando a nuestro alrededor solo vemos una forma de hacer las cosas, la mente nos sugiere que debe ser la única.

En realidad, suena idealista debido a que pocos quieren ser verdaderamente libres. Es tal el apego a los sentidos, a las emociones, a las personas, a las posesiones, que la gente prefiere quedarse con cómo está viviendo. Sin ser libre.

libre significado

¿Cómo Ser Libre?

Considero que, para ser libre uno tiene que saber a profundidad cuáles son las causas que le han impedido ser libre.

Solo cuando asimilamos las cosas en nuestro interior y las hacemos nuestras es que verdaderamente podemos ver formas nuevas y diferentes de cómo actuar. Mientras permitamos que el ego gobierne nuestras vidas, nunca podremos ver con claridad.

El primer paso que te diría que tomaras para ser libre, sin duda seria que identifiques plenamente aquellos patrones de pensamiento y de comportamiento, que te han ocultado quién eres y te han obligado a actuar por compulsión.

Esto es lo más complicado de hacer. Se requiere de mucha voluntad y humildad ir contra uno mismo. En este punto, es en el cual asumimos la responsabilidad de quienes somos. Cuando comienzas a identificar esto es que puedes elegir ser libre.

El Autoconocimiento y la Libertad

Para elegir ser libre debemos practicar el autoconocimiento, queremos desenterrar nuestra esencia, la cual, se oculta detrás de las compulsiones. El autoconocimiento lo practicamos con ayuda de la introspección y un profundo cuestionamiento.

Este proceso nos permite quitar la venda de los ojos y despertar la fuerza de voluntad, es esta la que en última instancia se va a encargar de eliminar aquellos hábitos y tendencias negativas arraigadas en la mente.

Es un proceso, ser libre no se da de un día para otro, sin embargo, he aprendido a disfrutar el camino. Me doy cuenta de que elegir ser libre es una decisión diaria.

La cual, de la mano del autoconocimiento me hace descubrir quién soy y hacia dónde me dirijo, hoy se que las metas que tengo vienen de mi esencia, y no de tendencias adquiridas.

Elegir ser libre nos permite mantener la voluntad activa para combatir aquellas cualidades que pueden, sin darnos cuenta limitar la libertad.

En realidad eres libre… Solo que cedes tu libertad sin saberlo

En realidad, hoy eres libre, siempre has sido libre, solo que has renunciado a tu derecho, y cada que tu comportamiento está influenciado por fuerzas externas renuncias a ese derecho.

El percibir esta verdad nos permite saber que día a día son nuestras decisiones las que moldean nuestras vidas.

Pienso que el libre albedrío es una realidad, sin embargo, conforme vamos tomando decisiones lo podemos estar limitando. Esto se debe a la ley de causa y efecto.

No logramos observar que todas nuestras formas de pensar y actuar tienen consecuencias, obviamos el hecho de que tarde o temprano nos vamos a enfrentar a las consecuencias de nuestras decisiones.

La mayoría de las decisiones las tomamos por hábito, sin embargo, si logras ver que nadie más que tu eres dueño de tus decisiones y te haces responsable por estas estarás practicando tu libertad.

Decide con ayuda del discernimiento, practica la introspección y date cuenta de que verdaderamente eres libre. En uno queda elegir ser un esclavo o ser libre.

que significa ser libre

¿Cómo es Una Persona libre?

Una persona libre es aquella que se conoce a sí misma, que se sabe siempre libre, sin embargo, sabe que es ella y solo ella la que tiene la facultad de esclavizarse a sí misma.

Una persona libre no tiene compulsiones y no es víctima de las emociones. La persona libre sabe que su libertad no está sujeta a deseos producidos por querer experimentar placer.

Aquel que es libre está más allá de hábitos que le obligan a actuar de una forma en específico, no depende de una o de otra compañía para mantener un estado de dicha, es ecuánime, noble, sabio y humilde.

Una persona libre tiene una enorme fuerza de voluntad y autodominio, su felicidad no depende de factores externos, porque sabe que este es un estado que se cultiva en el interior.

Ciertamente ese estado suena sumamente complejo de alcanzar, sin embargo, es una meta digna, nada me hace mayor sentido, en realidad, no concibo cualidades más elevadas.

Al mismo tiempo que, poco a poco cultivar cualidades y estados como los descritos previamente ayudan y permiten enseñar con el ejemplo a las demás personas una forma elevada de cómo alcanzar la felicidad.

El Método Más Efectivo Para Ser Libre

En lo personal, considero indispensable la práctica de una vida espiritual, en realidad, es la espiritualidad, la que me ha permitido llegar a estas conclusiones y actuar en consecuencia.

Es la recomendación más grande que te puedo dar, practica una vida espiritual. La herramienta que yo utilizo es la meditación diaria. Esta me permite ir más allá del dogma y de meras creencias, la meditación me permite comprobar y percibir mi libertad.

Esto es lo que la ciencia ha descubierto investigando y experimentando el impacto de la meditación.

La meditación para liberarnos de tendencias nocivas

En el siguiente artículo compartimos un método para meditar de forma correcta: ¿Cómo Meditar?