Saltar al contenido

Superar los Problemas y Retos de la Vida

Los Retos de la vida Nublan Nuestra Visión

Piensa en algún problema retador que hayas tenido en el pasado y lo hayas solucionado, recuerda como en el momento ese problema parecía muy complicado y difícil de resolver. ¿Sabes por qué parecía ser de esta manera?

Esto se debe a que los problemas en la vida son una especie de cortinas de humo, las cuales nublan nuestro campo de visión y razonamiento, nos limitan a ver cosas muy específicas y nos hacen concentrarnos en nuestras limitaciones y en todo lo negativo que hay en nuestra vida, esto sin importar si tiene que ver o no con el problema; la tendencia que podemos percibir es aquella en la cual todo tiende a volverse negativo y poca cosa.

Esta situación nos pasa a la mayoría de las personas que nos enfrentamos a retos en nuestra vida, es parte del crecimiento, sin embargo, es más sencillo prepararse para enfrentar este tipo de situaciones, que esperar a que lleguen a golpearnos por sorpresa.

Siempre es Mejor Estar Preparado Para los Retos de la vida

Esto no quiere decir que esperemos e invitemos problemas a nuestra vida, esto sería facilitar la manifestación de estos, es simplemente estar equipados y preparados para el viaje del crecimiento. Uno no espera encontrarse en un viaje complicaciones, sin embargo, todos hacemos preparativos y tomamos medidas en caso de que estas lleguen, con el único objetivo de resolverlas con eficacia y no nos quiten tiempo ni energía.

Cuando los problemas llegan debemos aprender a leerlos, todo problema trae consigo una lección implícita que debemos aprender para continuar creciendo, de no aprender la lección implícita, los mismos problemas se seguirán manifestando una y otra vez, incluso la magnitud de los efectos de un problema se puede ir incrementando.

¿Cómo Superamos los Problemas del Pasado?

Recuerda que fue lo que pasó cuando lograste resolver un problema en tu vida, de alguna manera fue como si la cortina de humo se disolviera y de la nada fuiste capaz de ver una vez más con claridad las cosas buenas en tu vida, tus logros, tus posibilidades y tus metas.

En realidad, estas cosas nunca se fueron, siempre estuvieron ahí, solamente que tu no las podías ver, tu problema te obligó a que te concentraras solo en este, esto es lo que hacen todos los problemas, atan la concentración de la persona sin dejarla ver más allá de este.

Los Problemas usan Nuestras Emociones y Debilidades

Los problemas se vuelven aliados de todas nuestras debilidades para lograr que afloren todas nuestras emociones nocivas, aquellas que nos limitan y nos hacen tomar malas decisiones; todo con el objetivo de evitar que utilicemos el raciocinio y el análisis para ser capaces de observar las cosas en su debida proporción sin magnificar o minimizar.

Siempre que nos enfrentemos a un problema debemos hacer todo lo posible por recordar esto, y pensar que el problema, sin importar la magnitud de este, ha llegado a nuestra vida para enseñarnos una importante lección que nos permitirá evolucionar y progresar.

Entrenar la Mente Para Afrontar los Retos de la Vida

Debemos entrenar la mente para nunca perder de vista nuestros objetivos y metas, ni tampoco olvidar todo lo bueno que tenemos, y, sobre todo, siempre ser conscientes de que nuestras posibilidades son infinitas, las limitaciones son finitas, esto nos hará percibir de manera diferente los retos de la vida.

Si recuerdas aquel problema que pudiste resolver, seguramente hoy no le das la misma importancia que cuando se te manifestó, y seguramente, hoy veas que la solución fue simple, solo que en ese momento no la veías con claridad.

Resolver Problemas Eleva Nuestra Conciencia

Albert Einstein decía que los problemas no pueden ser resueltos en el mismo nivel de conciencia en el cual fueron creados, esta frase es comprobable y al mismo tiempo alentadora. Nos está diciendo que cada problema representa una oportunidad para elevar nuestra conciencia, esta, sin duda es la mejor actitud para resolver problemas, basta con probarlo.

Cuando te halles libre de problemas intenta observarte, ve todo lo que tienes y piensa en las posibilidades que tienes, practica esto con tanta frecuencia como te sea posible, esta práctica te servirá para afrontar los problemas de la vida con enfoque, si recuerdas tus posibilidades, logros y fortalezas, la cortina de humo que traiga consigo el problema se esfumara con rapidez, permitiéndote enfrentarte a este con más herramientas.

Nunca olvides que cuando hay problemas es porque de alguna manera estamos creciendo, es la vida tratándonos de impulsar hacia adelante. Las personas más emblemáticas en la historia son aquellas que a pesar de las grandes dificultades que vivieron, fueron capaces de vencerlas y hacer de sus vidas auténticas obras de arte. Las admiramos realmente por la valentía que demostraron al hacer frente a enormes dificultades.