Saltar al contenido

¿Quiénes Necesitan Coaching?

quienes necesitan coaching

Hoy en día son cada vez más personas que buscan coaching ya sea profesional o de vida, sin embargo, ¿quiénes en realidad necesitan coaching?

Me he dado cuenta de que la gran mayoría de las personas ven al coaching como una salida fácil a los problemas.

Sin embargo, ese enfoque, hace que las cosas no salgan como esperábamos. Cada día son más las personas que terminan insatisfechas después de haber recibido sesiones de coaching personal.

Al momento en que la demanda, por parte de las personas por recibir coaching, se incrementa, al mismo tiempo se ha incrementado de forma masiva la oferta; esto ha traído como consecuencia que la calidad de los servicios de coaching se haya ido al suelo.

Lo que en un principio parecía como una práctica prometedora, hoy se ha visto diluida en el simplismo y en la charlatanería. La mayor parte de la industria se enfoca únicamente en los ingresos que pueden generar.

Esto sin duda es alarmante, después de todo, hablamos del crecimiento personal, un tema que debería de tratarse con mucha delicadeza.

Este artículo lo escribo con el objetivo de brindar consejos y guía para saber verdaderamente quienes necesitan coaching.

Necesitan coaching aquellas personas que buscan una perspectiva de fuera acerca de las situaciones a las que se enfrentan en su vida personal o profesional, esto, con el objetivo de ampliar el marco de referencia para encontrar y aplicar soluciones efectivas.

¿Es Necesario el Coaching Para Resolver mis Problemas?

Ahora, si bien es cierto que siempre es bueno buscar ampliar nuestra visión acerca de las cosas, y que es sabio escuchar puntos de vista de personas de fuera, no es una obligación para encontrar soluciones.

De igual forma que el escuchar estos puntos de vista y consejos, provenientes de un coach, jamás garantiza resultados, en muchos casos puede ser incluso riesgoso.

Puede ser riesgoso debido a la expectativa que puede generar en el interior de una persona contar con un coach. Para muchos, pensar en recibir sesiones de coaching, es el final del camino, asumen que, por el simple hecho de recibir unos cuantos consejos, la vida va a cambiar.

Cuando llega la realidad, y las personas se dan cuenta que nada cambió, se decepcionan, tanto del coach, como de ellos mismos. Esto puede producir enojo y frustración hacia la vida, la cual, puede hacer que tomemos malas decisiones e incluso caigamos en depresión.

En el mejor de los casos, las personas han comprobado que el impacto del coaching es a corto plazo, es decir, todo se concentra en generar unos breves momentos de inspiración y motivación.

A pesar de que es fenomenal estar inspirados y motivados, ¿qué tan útil es?, si después de un tiempo no logramos hacer nada con la inspiración y motivación adquirida y todo queda en planes.

En realidad, si lo único que buscamos es inspiración y motivación, existen medios más asequibles y confiables, que pueden incluso no costar. Por esto es preciso hacer un profundo examen para de forma intuitiva, saber si necesitamos coaching o no.

como saber si necesito coaching

¿Quién Me Puede Decir Si Necesito Coaching?

En realidad, solo tu puedes tomar esa determinación. Si vas a una empresa que se dedique al coaching, o contactas con un coach de vida, ten por seguro que te van a decir que lo necesitas.

Te hablarán de las maravillas del coaching y tratarán de convencerte que lo necesitas, después de todo, es su trabajo hacerlo.

La importancia de saber cómo tomamos decisiones

En esta etapa, es fácil que la mente permita que nos influyan las sugestiones provenientes del exterior, y se tomen decisiones sin primero consultar la guía interna.

Cuando esto sucede, las personas podemos omitir importantes detalles que, de haber estado conscientes de estos, podrían habernos encaminado a otra dirección.

Cuando tu estas ante una decisión, y dejas que alguien más te haga sugerencias, y dichas sugerencias interactúan con tus emociones hasta llegar a un punto de sobreexcitación, intenta tomarte un tiempo a solas, ya que te hayas calmado, vuelve a pensar con la mente en calma acerca del camino a tomar.

La mejor forma de tomar decisiones es en un estado de serenidad, las emociones, tanto positivas como las negativas, con frecuencia nublan el juicio.

Es bueno estar abiertos a las sugerencias de fuera, pueden ser de gran ayuda, sin embargo, en cuanto a la decisión de recibir coaching, la guía intuitiva es la mejor herramienta.

¿De quién vienen los consejos?

Un coach regular te aconsejará tomar coaching porque le conviene, incluso, su subconsciente, de forma involuntaria, le hará razonar que verdaderamente lo necesitas.

Y no es que se trate de una mala persona, simplemente es que la mayoría de las personas tenemos poco control sobre la mente. Permitimos que esta juegue con nosotros de múltiples formas.

En este caso, la mente del coach habrá detectado un posible beneficio, y de forma inmediata, la mente comenzará a sugerir argumentos para conseguir un resultado satisfactorio.

El único detalle es que dicho resultado puede ser satisfactorio para el coach, no para ti.

En lugar de buscar a una persona que nos diga lo que necesitamos, y que nos diga que es lo que tenemos que hacer; es mejor buscar solo genuinos consejos.

Debemos acercarnos a personas que consideremos como ejemplos de vida, y que de alguna forma se hayan enfrentado a una situación como la nuestra, y obviamente la hayan superado con éxito.

Después, ya es trabajo de uno analizar y tomar las decisiones que consideremos oportunas.

necesito coaching

Como Saber Si Necesito Coaching

Para saber si necesitas coaching, te recomiendo analizar los siguientes puntos:

1. ¿Qué tan fácil te resulta aplicar consejos recibidos y actuar para conseguir objetivos?

Esta es la pregunta esencial que una persona debe hacerse antes de buscar a un coach.

El coaching (un buen coaching), está basado en el análisis, la planeación y la ejecución. Las dos primeras, se hacen en conjunto con el coach, la otra, depende de uno enteramente.

Las primeras dos etapas carecerán de utilidad, si llegado el momento de actuar, la voluntad nos falla.

Todo habrá sido una pérdida de tiempo y de dinero. Aunque podríamos culpar al coach de los malos resultados, como es habitual, fallamos al momento de analizar que es lo que realmente va mal en nosotros.

Cuando la voluntad es el problema

En este caso el problema yace en la falta de voluntad para hacer las cosas.

Y, de ser este el caso, temo decirte que la voluntad no se fortalece en sesiones de coaching, en el mejor de los casos, las sesiones, como dijimos antes, aportarán motivación, la cual estimulará en un principio la voluntad.

Sin embargo, cuando la motivación se vaya, y el sentimiento de experimentar algo nuevo también; de igual forma la voluntad lo abandona a uno.

Este es uno de los casos mas comunes hoy en día. Y se da por falta de autoanálisis. Si detectamos que nuestro problema radica en la poca fuerza de voluntad, el objetivo no debería de ser el coaching.

Nuestro objetivo debería de ser entrenar y fortalecer nuestra fuerza de voluntad, primeramente, en la mente.

Si has detectado que este es tu problema te recomiendo leer los 2 siguientes artículos, pienso que pueden ser de gran ayuda.

Cómo Hacer Un Cambio De Vida

2. ¿Buscas guía o solo que te adulen?

Muchas personas que creen necesitar coaching en realidad están buscando de forma inconsciente ser aduladas. Este es un fenómeno que continuamente crece y puede condicionar las formas de trabajo del coach.

Me he dado cuenta de que muchas veces las personas cuando vamos a pedir guía y consejos, en realidad, solo estamos buscando que nos digan lo maravillosos que somos y que todo lo podemos.

Pero ¿qué tanto ayuda esto?, si bien es cierto que debemos de notar nuestras fortalezas y cultivar una buena autoestima, muchas personas buscan la adulación para de alguna manera reafirmar que están bien y no tienen que cambiar nada, que todo lo hacen perfectamente.

Asumiendo que ese fuera el caso, y todo sea perfecto, ¿para que buscas coaching? Es una total contradicción. Solo es el ego buscando que le alaben, e incluso esta dispuesto a pagar por ello.

3. Buscas la crítica constructiva para despertar la autocrítica y cambiar

Este caso es contrario al anterior, y aquí si creo que un buen coaching puede ayudar.

Si hemos detectado que no somos buenos para practicar la autocrítica (cualidad esencial para el crecimiento personal), es de gran ayuda que alguien nos ayude señalando, con nuestro consentimiento, aquellos puntos en los cuales podemos mejorar.

Esta práctica, si asimilamos las críticas constructivas, puede empezar a forjar el hábito de la autocrítica, con el tiempo, esto hará que tengamos un mejor criterio para tomar decisiones, al mismo tiempo que practicamos la humildad.

4. Querer entregar a alguien más la responsabilidad de cambiar

Esta es otra situación común, cuando hemos detectado que los problemas y retos de la vida son difíciles de sobrellevar, y, nos es complicado encontrar soluciones; a uno le puede parecer muy atractivo delegar en alguien más la responsabilidad por cambiar y mejorar nuestra vida.

Sin embargo, nadie que haga esto puede tener éxito, este paso implica renunciar a ejercer nuestra propia voluntad y estar sometidos a alguien más. Alguien más que seguramente estará lidiando con sus propios problemas a pesar de ser un coach.

Creo que, sin importar lo que estemos viviendo, nunca podemos dejar de hacernos responsables por nuestra vida, por nuestras decisiones, y por los resultados que obtenemos.

El no hacerlo implica vivir en modo víctima, estado que impide el desarrollo. Nunca debemos de renunciar a ejercer nuestra fuerza de voluntad, la voluntad es lo único que nos permite superar los obstáculos.

que tipo de personas necesitan coaching

Si He Concluido Que Necesito Coaching, ¿Qué Debo Hacer?

Esta creo que es la parte más complicada, encontrar a un buen coach que verdaderamente te aporte valor.

Hoy en día, los servicios de coaching han proliferado de una forma asombrosa. Esto hace que sea todo un reto encontrar a la persona adecuada.

Para lograrlo yo recomiendo buscar y tratar de cerciorarse de que aquel que se dice coach tenga la experiencia de haberse transformado a si mismo primero.

Cualquiera puede ir un par de semanas a un curso teórico para aprender a dar coaching, sin embargo, muy pocos, se han logrado transformar a si mismos. Busca a alguien que lo haya logrado y que no le avergüence compartir su experiencia.

Esto incluso te hará darte cuenta de que se trata de una persona con humildad, cualidad rara.

Hoy, muchas de las personas que se dedican a impartir coaching, o se consideran terapeutas o guías; se venden como seres perfectos que no se equivocan, y las personas los ponen en un pedestal.

Sin embargo, cuando cometen un error o su verdadera esencia emerge, decepcionan a sus seguidores, haciendo que estos pierdan la fe en las personas.

En lo personal considero que nadie necesita coaching, puede ayudar, seguro, sin embargo, creo que todos podemos hacer mucho por nosotros mismos.

Te recomiendo revisar la guía de las 9 claves para que el coaching de vida sea exitoso, en ella profundizamos en todo lo que debemos considerar para seleccionar un coach adecuado.