Saltar al contenido

Lo Malo del Coaching

lo malo del coaching

Después de haber investigado lo suficiente, voy a contarte lo malo del coaching. Es cierto que puede haber resultados positivos y demás, sin embargo, muchas personas se aprovechan, son auténticos vendehúmos con el objetivo de lucrar y se llevan de paso la vida de las personas.

Es muy penoso ver que la mayoría de la información que hay en cuanto al coaching es solo orientada al marketing, incluso, si buscas, te encontrarás con páginas que venden cursos para volverte un coach.

Ya ni siquiera ofrecen sesiones o programas de coaching, ya todo está enfocado a entrenar personas para que se vuelvan coaches. Y de las que ofrecen coaching individual, la verdad, dejan mucho que desear. Nadie se da cuenta del peligro que esto representa.

Lo malo del coaching es que muchos coaches y empresas que se dedican al coaching tienen como prioridad el dinero, el crecimiento personal pasa a segundo plano. Muchos que se dicen coaches son incongruentes y no saben qué significa verdaderamente el desarrollo. Un ciego no puede guiar a otro ciego.

En este artículo vamos a profundizar en los aspectos negativos del coaching, con el objetivo de brindar información clara que sea útil para que las personas logren darse cuenta de que el coaching no es una necesidad.

Y en caso de que lo requieran puedan seleccionar de manera adecuada un coach que verdaderamente sea un buen guía de vida, que aplique lo que aconseja.

El Mejor Consejo Para Evaluar al Coaching

El mejor consejo que te puedo dar es que no pongas atención a lo que hablan las personas, estas siempre nos tratan de convencer de cosas, y en la mayoría de los casos hablan para enaltecerse a sí mismas, más aún, cuando hay dinero de por medio.

En lugar de eso pon atención a sus vidas, a sus comportamientos, a sus hábitos, es esta combinación la que nos va a decir realmente con quien estamos tratando.

Cualquiera puede hablar, sin embargo, pocos se comportan de acuerdo con lo que hablan.

Este artículo publicado por la revista Forbes profundiza en lo que hoy se ha convertido una estafa.

¿Todo el Coaching es Malo?

Decir que todo el coaching es malo sería un error, hay muchos coaches que se entregan de manera profunda a ayudar personas y lo logran, son gente verdaderamente admirable.

Sin embargo, conforme pasa el tiempo, y la industria crece, hay cada vez menos coaches que realmente aportan.

En última instancia, el coaching se ha vuelto tan popular debido a que la demanda se ha elevado.

El que la demanda del coaching se haya elevado, es debido a que las personas notan que algo no funciona en sus vidas y quieren cambiarlo, no saben cómo hacerlo, y por eso buscan ayuda.

Peligros del Coaching

Los principales peligros del coaching son la manipulación, la ambición desmedida y la ignorancia. Esto se debe que las personas avariciosas e ignorantes detectan una necesidad y quieren aprovecharse de ella.

Diseñan planes de desarrollo personal basados en retornos monetarios, no en cómo verdaderamente ayudar a las personas. Si has tenido alguna experiencia del estilo sabes bien a lo que me refiero.

Estos coaches y estas empresas que ofrecen servicios de coaching, se concentran en poner al límite tus emociones, esto con el objetivo de que te sientas motivado e ilusionado, sin embargo, después de que todo termina, todos vuelven a lo mismo, no hay cambios, no hay crecimiento.

Consecuencias de un mal coaching

Jugar con las emociones de las personas es una táctica vil, la cual aparenta estar teniendo resultados al principio, sin embargo, después, cuando el evento o la sesión concluye, todo regresa a donde estaba.

El efecto es similar al de ingerir bebidas alcohólicas, te sientes bien al principio, feliz, motivado y con energía, solo para después sentir una poderosa resaca.

Mucha de la filosofía del coaching está basada en lo mismo, en un momento en el cual puedas sentir cosas positivas, para después, al llegar a casa recuperar las mismas tendencias nocivas.

Este punto es clave, ya que la mente nos hace pensar que necesitamos más sesiones de coaching o pláticas del estilo para sentirnos bien.

Caemos en un círculo vicioso y perdemos de vista que, en realidad, no estamos haciendo cambios en nuestra vida, no estamos avanzando, sin embargo, nos hemos dejado influenciar la mente para pensar que sí.

El engaño del coaching

Muchos coaches malintencionados, argumentan que son necesarias más sesiones, que es importante la frecuencia y demás cosas, sin embargo, el interés es meramente económico.

Aunque suene duro, lo cierto es que a los coaches les conviene que no crezcas, si logran que en una sola sesión de coaching alguien se transforme, habría un problema económico para el coach.

Esto nos lleva a entender que, un verdadero coach de vida debe tener vocación de servicio y su único objetivo debe ser ayudar, la parte económica se da por añadidura sin necesidad de buscarla, esto es lo que la mayoría no entiende.

Hoy, muchos de los coaches que hay, decidieron dedicarse al coaching por necesidades económicas, no por querer ayudar a las personas. Asumen que un curso de un par de semanas los va a dotar de experiencia para poder influenciar y cambiar gente.

La realidad, es que nadie puede cambiarte, ni para bien, ni para mal, eres tú, quien al final del día tomará las decisiones de pensar y actuar de una o de otra manera.

Esto es verdad, lo sabemos por intuición, por más que muchos en el campo del coaching presuman de que cambian personas, esto es falso. La manipulación sólo tiene lugar si tú lo permites.

¿Por qué No Funciona el Coaching?

Mas allá de la parte económica, el coaching no funciona cuando las personas que se convierten en coaches no han vivido el crecimiento personal en carne propia, como dijimos antes, un ciego no puede guiar a otro ciego.

No es posible dar una sesión de coaching de vida a una persona, cuando el coach está lleno de malos hábitos y sus relaciones interpersonales dejan mucho que desear.

Simplemente no hay forma de que esa sesión tenga éxito, aunque haya buenas intenciones, no se podrá esperar nada positivo. Alguien que está compartiendo el mismo hoyo que nosotros no nos puede querer explicar cómo salir de este.

Un certificado que diga que alguien es un coach, no implica que este sea un buen coach, y no garantiza resultados.

Incluso alguien con el título de psicólogo, tampoco garantiza que sea uno bueno y que realmente puede ayudar. Cuántas veces hemos escuchado casos en los que la cosa sale peor cuando alguien va al psicólogo.

Volvemos a lo mismo, no es suficiente tener conocimiento aprendido en un libro, es preciso saber sus implicaciones en nuestra vida, experimentarlo y permitir observar el impacto que tiene en nosotros antes de ir afuera y solo repetir como loros lo que escuchamos o lo que leímos.

Se que las palabras suenan duras y no es mi intención ofender a nadie. Sin embargo, pienso que es necesario que nos cuestionemos más las cosas y que tengamos información suficiente para tomar decisiones acertadas. 

el coaching es malo

El coaching falla cuando queremos dar a alguien más la responsabilidad de nuestra vida

Hoy, las personas no logran transformar sus vidas debido a que quieren entregar la responsabilidad a otros, es muy fácil buscar un coach en internet, pagarle, y sentir que ahora la responsabilidad de nuestra vida la tiene el coach, sin embargo, todos, intuitivamente sabemos que esto no es así.

El coaching puede ser malo cuando los que buscan recibir coaching quieren que alguien más venga y les solucione la vida.

Es muy cómodo tomar esta actitud, sin embargo, es una de las principales razones por las cuales el coaching no funciona.

Hacer lo mismo y esperar resultados diferentes

Me ha tocado ver muchas personas que van de terapia en terapia, de coach en coach, y solo se dedican a decir que han tenido mala suerte.

Sin embargo, al momento de cuestionar qué es lo que esa persona ha hecho para cambiar su vida, es que todo se aclara.

Muchas personas buscan coaching o algún tipo de terapia solo para escuchar hablar a alguien más, que nos diga cuan especiales somos, y que nos adorne el ego, pero, al momento de actuar, de usar las herramientas que alguien nos brinda, todo se derrumba.

Si a una persona de moral dudosa, le dijéramos que le vamos a pagar una cantidad importante de dinero por sentarse una hora a decirnos cosas que queremos escuchar, seguramente aceptará, lo consideraría como dinero fácil.

Sin embargo, ¿crees que algo bueno podría salir de eso? Honestamente lo dudo, más allá de un bálsamo al ego, nada más sucedería.

No podemos evadir la responsabilidad de transformarnos, es preciso entender que en última instancia todo recae sobre nosotros.

!Actuar! Con o Sin Coaching

Solo vamos a crecer a nivel personal si actuamos, escuchar y leer no sirve si no estamos dispuestos a tomar los pasos necesarios para caminar en la dirección que queremos ir.

Muchas veces las personas evitamos nuestra propia realidad y hacemos lo posible por evitar escuchar la verdad.

No sabemos que aceptar quienes somos es el primer paso para crecer, después hay que estar dispuestos a actuar, ya sea con la guía y el acompañamiento de alguien o a base de la intuición.

Para que el coaching sea bueno y nos ayude verdaderamente a transformarnos es necesario saber que este se trata de un trabajo en equipo.

El coach, en caso de haber sido seleccionado de manera adecuada, brindara una guía, la cual debe someterse a prueba, es preciso aplicar lo que estamos aprendiendo y ser capaces de ver si estamos obteniendo beneficios o no.

peligros del coaching

¿Es Necesario un Coach de Vida?

En la mayoría de los casos yo diría que no, no necesitamos el coaching de vida, el mero hecho de pensar en buscar y encontrar un buen coach suena retador.

Estoy convencido de que, si practicamos el autoconocimiento y la introspección, comenzamos a desarrollar la intuición. Y, querido lector, no existe mejor guía en este mundo que la de la intuición.

Mi experiencia sin un coach

En lo personal he comprobado que la introspección y el cuestionamiento, acompañados de la humildad para aceptar y corregir errores, me han permitido desarrollarme en las diferentes áreas de vida.

Hoy, escojo seguir aprendiendo, seguir cuestionando y buscando dentro de mí más cosas por mejorar. Esto no quiere decir que no hable con nadie o no pida guía y retroalimentación, por supuesto que lo hago.

Pero, lo busco de personas cercanas, que me conocen y que se, me van a decir la verdad, y eso es lo que me ayuda, que a pesar de que en ocasiones la verdad sea difícil de escuchar, es lo que nos permite ver en donde tenemos que trabajar. Pero insisto, lo más importante es lo que hacemos en el interior.

La guía que ya existe

Existe ya mucho material ahí afuera que nos puede ser de gran ayuda si lo aplicamos, es más barato e incluso puede ser más profundo y benéfico que una sesión de una hora.

A mi me encanta investigar y poner a prueba lo que aprendo, solo así recomiendo algo, cuando ya lo he probado.

A mi me ha funcionado mucho investigar y comprender las explicaciones que la ciencia tiene para ofrecer acerca de nuestro cuerpo, nuestra mente y nuestra evolución.

Al final del artículo te voy a dejar el enlace al libro que considero mi guia de vida, espero pueda hacer por ti lo que ha hecho por mi.

Al mismo tiempo que practicar una vida espiritual diaria basada en la meditación. Es lo que invariablemente recomiendo porque se que funciona. Lo he comprobado en mi experiencia y en las investigaciones que he realizado.

¿Qué Pasa Si Aun Asi Quiero Recibir Coaching?

Claro que puede haber casos en los que alguien sienta la necesidad de buscar ayuda y guía de manera particular, y no está mal.

Sin embargo, creo que la búsqueda se debe de hacer en conciencia, con objetivos y uno no debe conformarse con lo primero que encuentre.

cuidate del coaching

Guía para seleccionar a un buen coach

  • Busca a un coach de vida con la mente puesta en que el responsable de tu vida eres tú, y lo demás es una guía.
  • Toma en cuenta que un buen coach es aquel que se ha transformado a sí mismo primero
  • Indaga de manera profunda y trata de buscar si el coach o la empresa de coaching quieren ayudar o solo buscan dinero.
  • Una vez selecciones a un coach, cuestiónalo, trata de cerciorarte que la persona puede verdaderamente ayudarte y no es un simple charlatán.
  • Pregunta cuáles son sus motivaciones, por qué es un coach y por qué puede ayudar.
  • Pregunta cómo puedes comprobar lo que te está diciendo. Y averigua si lo que te dice ya lo ha aplicado en sus vidas.
  • Compromete a seguir los consejos y la guía brindada, ponla a prueba y corrobora en tu experiencia los beneficios.

En viveananda brindamos el servicio de coaching porque así lo han solicitado algunas personas. Sin embargo, no es algo que recomendamos. Ni siquiera me voy a tomar el tiempo para explicarte de nuestro coaching, ni poner los enlaces a las páginas, no lo necesitas y no nos interesa hacer promoción.

En realidad, esta web está diseñada para despertar la intuición y promover la importancia del autoconocimiento. Créeme cuando te digo que tú puedes hacerlo solo, mucha de la guia ya existe y es gratis.

Como dije antes, pienso que en la mayoría de los casos no es necesaria esta herramienta, si tienes la voluntad, puedes empezar a cambiar hoy con la ayuda de la introspección y la investigación.

En caso de que verdaderamente necesites la guía de un coach te pido tomar en cuenta los siguientes puntos para elegir de manera acertada.

Un Último Mensaje…

Por último, quisiera dirigirme a los coaches que puedan estar leyendo esto, o, a aquellos que pretenden convertirse en un coach de vida.

Este artículo no es una crítica, es un mensaje a las personas que quieren cambiar su vida, un mensaje que les permita escoger con criterio y discernir lo que realmente necesitan, es una advertencia para que sepan lo que tristemente abunda en el mundo del coaching.

Si eres o si quieres ser un coach de vida, te invito a transformar tu vida primero, conviértete en un ejemplo, cambia tus hábitos y compulsiones.

Esto es lo que verdaderamente ayuda a los demás, predicar con el ejemplo. La situación económica puede ser difícil, sin embargo, no podemos resolver nuestros problemas creando nuevos a los demás.

No estoy en contra del coaching, estoy en contra de las personas mal intencionadas que tienen fines egoístas.

Aquí te dejo el libro que yo considero es la mejor guia de vida, es una mezcla de espiritualidad, ciencia y crecimiento personal. Honestamente no he visto algo semejante.