Saltar al contenido

Cómo Ser Tu Propio Coach

ser tu propio coach

Ser tu propio coach es una necesidad hoy en día. derivado de todo lo negativo que ha sucedido en torno al coaching en los últimos años, es preciso asumir la responsabilidad por nuestra propia transformación y comenzar a actuar por nuestra cuenta.

En muchos casos las personas piensan que no es necesario hacer por uno mismo aquello que se puede delegar, sin embargo, las probabilidades de tener éxito y encontrar a un coach que genuinamente quiera ayudarnos son mínimas.

Delegar es bueno para muchas cosas, sin embargo, hay cosas que simplemente no puedes dejar en manos de alguien más, tu crecimiento es una de ellas.

Hoy en día las personas están más preocupadas por promover cursos y formación de coaches que en brindar sesiones. El objetivo se ha limitado a la parte económica, lejos ha quedado el brindar ayuda genuina.

Por esta razón es que debemos asumir las riendas y practicar el autocoaching. A nadie le va a interesar más tu desarrollo que a ti mismo, y nadie te conoce mejor. Solo tu sabes cuáles son tus defectos y virtudes. ¿Por qué esperar a que alguien los intente descubrir para después decirnos que hacer cuando esto ya está dentro de nosotros?

¿Y cómo puedo ser mi propio coach? La forma para ser tu propio coach inicia practicando la introspección de manera continua, debemos conocernos a nosotros mismos. Después debemos de desarrollar la voluntad intentando controlar nuestros pensamientos y emociones, esto dará pie a cambiar nuestras acciones y aprender de ellas.

¿Qué Significa Ser Mi Propio Coach?

Ser tu propio coach significa asumir la responsabilidad de tu transformación, significa dedicar tiempo al autoconocimiento, a despertar la intuición y actuar con base en esta en todas las áreas de nuestra vida.

Significa tener el valor de enfrentarse a uno mismo, de observar con desapego y cuestionar las formas de pensar y actuar que tenemos.

El ser tu propio coach implica elevar tu conciencia y asumir una personalidad autocrítica, no con el objetivo de juzgarte, sino de aprender y cambiar los patrones nocivos de pensamiento y de comportamiento con la ayuda del discernimiento.

El ser tu propio coach te permite ver posibilidades en lugar de limitaciones, y no hablo de motivación simplista, sino de verdaderamente ser capaz de ver auténticas oportunidades de crecer a raíz de un problema.

No necesitas ir a una sesión de coaching cada que una situación difícil llega a tu vida, necesitas ir al interior, ahí llega el entendimiento y ahí se desarrollan las facultades que permiten comprender el porqué a los problemas, y, de igual forma el cómo resolverlos.

También, el ser tu propio coach te hace ir a buscar respuestas, el que no sepamos no es una limitante, siempre y cuando estemos dispuestos a investigar y comprobar lo que aprendemos, eso es en realidad adquirir sabiduría.

La única limitante es aquella que nos ponemos cuando decidimos no aprender y no cuestionar.

Si dependemos de alguien para que nos diga qué hacer en todo momento, nuestra voluntad quedará atrofiada, junto con nuestra capacidad de cuestionamiento y de discernimiento.

Esta actitud es la que hace que la gente viva hoy en día en piloto automático.

autocoaching

La Importancia de Ser Tu Propio Coach

La importancia de convertirte en tu propio coach radica en que, con forme pasa el tiempo, hay mucha gente que busca manipular para conseguir objetivos egoístas.

El coaching se ha convertido en una industria millonaria, lejos ha quedado el ayudar, ahora, el crecimiento personal es un negocio. Esto en realidad influye para que todo sea desvirtuado. Hoy, se hace énfasis en todo lo que uno necesita aprender para cambiar, y todo está a la venta claro.

Sin embargo, aquello que en verdad transforma se deja de lado. Siempre hago énfasis en que las personas debemos enseñar con el ejemplo. Sin embargo, esto es hecho a un lado por la mayoría, a todo el mundo le interesa tener la nueva y más sofisticada herramienta para transformar su vida.

De alguna manera caemos en la ilusión de que una herramienta sofisticada de transformación hará que se requiera menos esfuerzo.

La realidad es que, si miramos con detenimiento, la gente que actúa de esta manera no logra mucho, van de coach en coach, de terapia en terapia, siempre buscando una quimera, creyendo que hay una forma fácil e inmediata de hacer las cosas.

No se dan cuenta de la cantidad de tiempo que desperdician tratando de encontrar a algo o a alguien que se haga cargo de sus vidas.

Esta forma de actuar solo hace que después de un tiempo, miren atrás, vean como su vida se ha desperdiciado y culpen a lo de fuera.

Es cierto que existe mucha manipulación, sin embargo, uno tiene que cooperar para ser manipulado.

¿En qué Me Beneficia Ser Mi Propio Coach?

El beneficio inmediato, y menos importante quizá, sería el ahorro económico. El mayor, sería que estarías en las manos de la persona que más le importas. Tú mismo.

Ser tu propio coach te permite darte cuenta de que la responsabilidad de crecer es solo tuya, este estado de conciencia hace que, en automático, te veas obligado a actuar, sabes que no es suficiente solo ver videos, leer o escuchar pláticas; sabes que tienes que actuar, por lo tanto, te obligas.

Cuando sabes que hay alguien más que te puede ayudar, o que de alguna manera dependes de esa persona, no lo das todo, sabes que al final del día, alguien puede interceder o hay alguien a quien culpar.

Cuando eres tu propio coach, no queda de otra que avanzar, siempre podemos cometer errores, sin embargo, el ser tu propio coach, te permite entrenarte para aprender de ellos.

¿Qué Necesito Para Ser Mi Propio Coach?

En realidad, lo único que necesitas para ser tu propio coach es la voluntad para serlo. La mayoría de las personas viven aterradas de mirar al interior, no saben lo que se van a encontrar y por eso prefieren que alguien más busque dentro de ellas.

La verdad es que la mayoría de los sistemas de coaching se basan en hacer preguntas, estas preguntas te hacen buscar dentro las respuestas, pero, en realidad todo sucede en tu interior, al final te das cuenta de que las respuestas estaban dentro de ti.

Producto de los paradigmas que existen, caemos en la idea de que necesitamos un montón de conocimientos, herramientas y complejas prácticas.

En realidad, a pesar de que pueda haber cosas interesantes que son descubiertas con el paso de los años, la receta para crecer y desarrollarse no ha cambiado, todo va orientado a lo mismo.

que hay de malo con el coaching

Ingredientes para ser tu propio coach

  • Cuestionamiento interno
  • Desarrollo de la fuerza de voluntad
  • Concentración
  • Sustituir hábitos nocivos de pensamiento y de comportamiento.

Las mejores herramientas para convertirte en tu propio coach

  • Practicar la introspección
  • Practicar la meditación
  • Cultivar una vida espiritual,
  • Realizar ejercicio físico
  • Practicar el buen comportamiento (todos conocemos la forma correcta de comportarnos producto de la intuición).

Todo el desarrollo gira en torno a esto, y estas cosas, fueron descubiertas y explicadas hace miles de años. De hecho, mucho de lo escrito hace milenios apenas está siendo corroborado por la ciencia.

Un ejemplo de ello es la neuroplasticidad.( artículo publicado por U.S. National Library of Medicine) y cómo, a través de la meditación se desarrolla la concentración y se pueden sustituir hábitos nocivos de pensamiento y de comportamiento.

El miedo no deja que seas tu propio coach

Ser tu propio coach puede dar miedo y sonar muy retador. Esto es porque muchos de los coaches se han dedicado a construir una imagen de perfección, se venden como lo mejor, como personas que no se equivocan, que no tienen malos hábitos y que hacen todo bien.

Si esto fuera cierto, querría decir que nunca se enfrentaron a nada, en realidad su aprendizaje sólo sería de libros.

Hoy en día vemos a personas que intentan construir una imagen perfecta para más tarde caer víctimas de su propia incongruencia.

No te dejes llevar por las apariencias, estas solo crean limitaciones en tu mente, acepta tus errores y, con determinación, elige aprender de todos ellos, esto es lo más elevado que podemos hacer.

No es tratar de ocultar a los demás y a nosotros mismos nuestras faltas, sino elegir aprender de ellas y no incurrir en lo mismo.

¿Es Necesario Que Sea Mi Propio Coach?

Hoy te diría que sí, es necesario que seas tu propio coach, esto no significa que no busques retroalimentación o guía; esto es posible, siempre y cuando no perdamos el sentido de responsabilidad de nuestro propio desarrollo.

Está bien recibir ayuda, sin embargo, quien está a cargo de ti, eres y serás siempre tú. La ayuda que pueda llegar no viene solo a través de un coach, la ayuda puede venir de todo tipo de personas a tu alrededor, familiares, amigos o colaboradores.

Cualquiera te puede dar una retroalimentación si se lo solicitas, aunque, hay que tener humildad y autocontrol para ser capaces de escuchar cosas que no nos van a gustar y aprender de ellas.

Buscar recibir coaching de vida de alguien, es algo riesgoso, desafortunadamente, la probabilidad de que encuentres a alguien que verdaderamente sea de ayuda es mínima.

coaching fraude

Los Coaches de Hoy…

Muchos que se hacen coaches hoy en día, lo hacen por mera necesidad económica, no por querer ayudar. La profesión de coach es vista por muchos como dinero fácil, por eso incurren en ella.

Otra cosa que puedes encontrar es cómo muchos coaches solo se dedican a alabar su propio ego, Puedes buscar por internet y comprobarás esto, verás que sus espacios solo dicen lo grandes que son.

No hablan de lo que han superado, de los retos a los que se enfrentaron, de los malos hábitos que han derrotado. La gente piensa que estas cosas debilitan su imagen, yo pienso que, al contrario, fortalecen la humanidad de cada uno.

El compartir nuestras debilidades y nuestros errores nos hacen ser más humildes, nos hacen saber que no estamos por encima de nadie y que todos tienen la misma oportunidad de crecer.

A las personas les cuesta hablar de sus faltas por miedo a sentirse juzgadas, ignoran que están sufriendo el juicio más doloroso, el propio.

Ser tu propio coach te permite recordar y practicar esas cualidades simples que han quedado empolvadas por la complejidad, cualidades como el respeto, la honestidad, la humildad, la reciprocidad, la empatía, entre muchas otras.

La influencia del entorno hace que perdamos de vista el valor que posee el practicar dichas cualidades, al mismo tiempo, perdemos de vista lo poderosas que son en la transformación.

El mero hecho de intentar practicar dichas cualidades nos va haciendo mejores seres humanos. Sin darnos cuenta, empezamos a crecer en todas, en absolutamente todas las áreas de nuestra vida, si, en la económica también.