Saltar al contenido

Cómo Superar el Miedo al Fracaso

como superar el miedo al fracaso

El miedo al fracaso es uno de los miedos más comunes que podemos experimentar las personas hoy en día. Este miedo tiene la capacidad de paralizar nuestra vida. Puede estar tan arraigado en la mente que nos impida tomar decisiones importantes y determinantes.

Hoy somos testigos de personas que por hacer todo lo posible por evitar el fracaso, e inadvertida y lentamente caminan hacia él.

En este artículo vamos a profundizar en las formas que existen y funcionan para vencer el miedo al fracaso; más allá de los consejos simplistas que escuchamos todos los días y solo nos dejan más dudas.

Para superar el miedo al fracaso debemos de fortalecer la fuerza de voluntad, hay que entender que el miedo al fracaso es un hábito de pensamiento; el cual solo es removible por una fuerza de voluntad dinámica. La mejor forma de fortalecer la voluntad es entrenarla en la mente; en el control de nuestros propios pensamientos.

¿Qué Es el Miedo al Fracaso?

El miedo al fracaso es un hábito compulsivo, el cual es creado producto de la repetición de pensamientos que generan temor emocional.

Estos pensamientos nos obligan a percibir una amenaza, un posible daño al momento de tomar decisiones. Esto logra que nuestra capacidad de análisis se vea disminuida, ya que, somos víctimas de las emociones generadas.

Estas emociones se anteponen a la razón; de alguna manera logran engañarnos, haciéndonos creer que es nuestro raciocinio el que está en control, cuando en realidad, la emoción del miedo al fracaso ha tomado el control.

¿Por Qué Tenemos Miedo al Fracaso?

Pienso que todos albergamos cierto miedo a experimentar el fracaso. el miedo es una emoción que nos protege del peligro y es natural en todas las criaturas.

De alguna manera, experimentar fracasos, es doloroso emocionalmente para nosotros. Por lo tanto, el tratar de evitarlo es hasta cierto punto un mecanismo de defensa.

Sin embargo, cuando este no está siendo regulado por el razonamiento y el autoanálisis, debilita la fuerza de voluntad. Con una voluntad menguada, dejamos que el miedo al fracaso se vuelva un estado nocivo y perjudicial que nos limita el desarrollo en la vida.

Causas del Miedo al Fracaso

Las personas desarrollamos un excesivo miedo al fracaso producto de no practicar el autoanálisis y el autocontrol; ya se de emociones, pensamientos, o acciones.

La falta de autocontrol en estas tres áreas nos hace ser personas reactivas. Simplemente reaccionamos a lo que la vida nos arroja, no analizamos nuestras experiencias de vida, esto, sin darnos cuenta, va formando patrones de comportamiento y pensamiento.

como vencer el miedo al fracaso

Comprendiendo el Miedo a Fracasar

Piénsalo de esta manera; supón que estás aprendiendo a andar en bicicleta, imagina que lo único que haces es subir a la bicicleta e intentas pedalear sin analizar nada más, ni el equilibrio, ni el peso, ni la rotación de los pedales.

Después de unos pocos intentos y de haber experimentado dolor producto de caídas, dejarás la actividad, la considerarás como un fracaso. Si en el futuro alguien te invita a montar una bicicleta o hacer alguna actividad similar, posiblemente no la llevarás a cabo.

En tu mente estará solo la sensación de dolor que experimentaste en el pasado y habrá miedo al fracaso. Es muy posible que declines intentarlo de nuevo.

Este simple ejemplo nos permite ver cómo está funcionando la mente sin autoanálisis con experiencias más complejas.

En el caso de la bicicleta, la mente analiza cosas sin nosotros darnos cuenta, como el tema del peso, el cálculo del equilibrio y la coordinación. Al fin de cuentas es conocimiento empírico.

Por eso es relativamente sencillo aprender esta actividad, a pesar de que implica dolor en un principio, sentimos que es cosa de intentar; no nos damos cuenta de los cálculos y el análisis que hace el cerebro.

¿Qué Hay Detrás del Miedo a Fracasar?

¿Qué pasa cuando las actividades son más complejas?, como abrir un negocio, estudiar una carrera, aplicar a un trabajo, buscar una pareja.

Aquí la mente ya no hace mucho, almacena experiencias, cierto, pero no las procesa en el plano consciente. Es por eso por lo que experimentamos el miedo a fracasar.

En el caso de la bicicleta lo intentas otra vez porque la mente te va diciendo lo que estás haciendo mal, aprendes de ello y lo logras, incluso a pesar de experimentar miedo al dolor.

En experiencias complejas de vida, si no practicamos el autoanálisis y el autocontrol permitimos que el subconsciente haga lo que quiera con nuestras vivencias, y desafortunadamente es más fácil y rápido que se arraiguen los patrones negativos y las compulsiones antes que los buenos hábitos.

como eliminar el miedo al fracaso

¿Por Qué el Miedo al Fracaso Es un Hábito?

El miedo al fracaso lo consideramos como un hábito debido a que este estado, producto de la repetición de pensamientos orientados a lo mismo se ha vuelto una compulsión.

Es decir, al momento de tomar decisiones, en automático, la mente “reproduce” el patrón de pensamiento y comportamiento, con el tiempo, esto se vuelve tan normal como respirar.

La repetición constante de sentir miedo al fracaso ha logrado vivir de incógnito en nuestra vida, influenciándola sin darnos cuenta.

¿Cómo Identificar el Miedo al Fracaso?

Aunque identificar el miedo al fracaso pareciera ser una tarea sencilla, puede no serlo del todo, ya que como dijimos antes, este hábito nos hace percibir que son nuestra razón y lógica las que están en control.

La mejor forma de identificar el miedo al fracaso es el intentar pensar, solo pensar, en las implicaciones que tendría llevar a acabo un proyecto que nos parezca interesante.

Sin embargo, no contemos con la experiencia suficiente para ponerlo en marcha. El proyecto puede ser, desde practicar un nuevo deporte, hasta abrir un negocio.

Ahora bien, analiza los sentimientos y pensamientos que llegan a tu mente al pensar en hacer este nuevo proyecto. Este paso es clave, ya que nos va a permitir ver con claridad cómo trabaja secretamente el miedo al fracaso en nuestra mente.

¿Cómo Reacciona Alguien Que Tiene Miedo a Fracasar?

Personas que tienen miedo al fracaso, al hacer este ejercicio, de únicamente pensar en hacer algo nuevo, sienten cansancio, les agota mentalmente pensar en hacer algo nuevo, aunque sea algo de su interés. La pereza es común cuando hay miedo a fracasar (véase artículo: como vencer la pereza)

Inmediatamente van a ver todas las cosas que hacen falta; las frases más comunes son:

¿Para qué pensar en algo que no voy a hacer?, no tengo la habilidad para llevar a cabo eso, me hace falta experiencia, no tengo tiempo para desarrollar la experiencia suficiente; ya hay mucha competencia en eso, no voy a sobresalir, no tengo dinero, ya no estoy en edad de hacer eso, sería muy arriesgado.

Si te identificas con esta forma de pensar, es que tienes arraigado el miedo al fracaso.

miedo a fallar en la vida

Cómo nos Afecta el Miedo a Fracasar en Algo

Es común que cuando actuamos subyugados por el miedo al fracaso veamos las cosas de esta manera, los peros abundan, pareciera que no hay situaciones positivas que nos alienten.

Después de todo, en apariencia, los argumentos enlistados previamente suenan lógicos, ¿no?

El miedo al fracaso afecta de manera indirecta, Volviendo al ejemplo, nos podemos dar cuenta de que no es que no haya argumentos positivos, no es que todo sean limitaciones e imposibilidades.

Es que el miedo al fracaso se encarga de nublar las posibilidades, oculta de nuestro campo de visión aquellas cosas que valdría la pena realizar para llevar a acabo lo que sea que estemos inclinados a realizar.

En última instancia, el miedo al fracaso oculta al éxito y al camino que conduce a este.

La Forma de Reaccionar de Alguien Que No Tiene Temor a Fracasar

En el mismo escenario, alguien que no tiene miedo a fracasar pensaría en el “cómo sí”, analizaría que hay más allá de los no. Esto es emplear la capacidad de la mente para analizar y dar a las cosas su debida proporción.

No tener miedo al fracaso no implica actuar de manera espontánea, sin bases y comportarse de forma imprudente.

No ser víctima del miedo a fracasar, simplemente quiere decir, estar al tanto de las dificultades que representa una situación específica de vida; y al mismo tiempo contemplar las posibilidades y oportunidades.

El resultado de este enfoque permite que nuestras decisiones sean tomadas libres de compulsiones. Ante los argumentos planteados previamente; una persona sin miedo, no los olvidaría, se preguntaría cual es la forma de enfrentarlos.

¿Por qué? Porque ha valorado que las oportunidades son mayores a las complicaciones. Esto, estimula la voluntad, que es la que en última instancia nos hace actuar. No importa cuanto pensemos y analicemos, actuar es fundamental.

Superando el Miedo al Fracaso

Cómo dije antes, pienso que todos siempre guardamos cierto grado de temor a fracasar en algo, creo que es normal, el punto es enfrentar y superar el temor a fracasar, y aprender de él.

Yo, en estos momentos, escribiendo este artículo experimenté el miedo al fracaso. Antes de escribirlo, busqué en la web cuanto se había escrito sobre el tema del fracaso.

Me di cuenta de que ya había mucho material, sin juzgar la calidad de este, me percaté de que iba a ser complicado posicionar mi artículo.

En el mundo de los sitios web, es de suma importancia lograr que tu contenido sea visible. Si uno no logra posicionar sus artículos, no los ve nadie.

El ver el volumen de competencia allá afuera me hizo pensar en las dificultades y en el tiempo que me tomaría posicionar este artículo.

Dude seriamente en escribirlo ya que pensé: “será muy difícil lograr que alguien lo vea”, “puede ser una pérdida de tiempo”, “mejor escribo acerca de un tema menos competido”, ¿qué tal que no lo ve nadie?, ¿qué tal que no le gusta a nadie?

El Poder del Autoanálisis

Justo cuando estaba a punto de rendirme, me di cuenta de que estaba experimentando el miedo al fracaso; logré darme cuenta de que, a pesar de que en realidad iba a ser difícil, y las razones que podía tener eran válidas, lo único que estaba viendo era lo que podía salir mal.

De mi mente se habían borrado las posibilidades, había dejado de ver lo que podía salir bien, la mente detectó riesgo y de inmediato nubló mi juicio, paralizó mi voluntad y creatividad; incluso comencé a sentir pereza por escribir en ese momento, de la nada, pareció que mi energía se había agotado.

Y lo más importante, había olvidado que era algo que me gustaba, tenia algo que decir al respecto y podía y quería ayudar genuinamente a personas que tuvieran miedo al fracaso, porque yo sé cómo es tenerlo, y sé cómo nos puede limitar la vida.

En el momento que recordé todo esto, utilicé mi fuerza de voluntad y actúe. Los riesgos siguen ahí, sin embargo, logré ver más allá de ellos.

El autoanálisis junto con la fuerza de voluntad me permitió salir de la parálisis creada por el miedo a fracasar. Se activó de nuevo mi energía, y volvió a mí la visión que tenía en un principio.

Esto no quiere decir que todo vaya a ser un éxito, en realidad puede que este artículo no llegue a nadie.

Sin embargo, te puedo decir que haré todo lo posible porque llegue a muchos; aunque, la satisfacción de haber vencido este miedo, en este momento, escribiendo este artículo, ya vale la pena el tiempo invertido, sé que después de esto, mi mente es más fuerte que ayer.

Resultados Que se Obtienen al Vencer el Miedo al Fracaso

Si hoy estas leyendo este artículo, y sientes que te ha ayudado, recuerda que lo escribió alguien que también tuvo miedo a fracasar, no vino de alguien que todo lo sabe y todo lo puede.

Vino de una persona normal, con fortalezas y debilidades, que simplemente hizo uso del autoanálisis, percibió su temor al fracaso, lo enfrentó y lo superó. Si yo pude, cualquiera puede…

Cuando logres vencer este miedo notarás que los resultados pasan a segundo plano, te habrás dado cuenta de que el haber vencido tus tendencias nocivas es un éxito más grande; el cual te aportará resultados increíbles. Si el fracaso llega, habrás entrenado tu mente para aprender de él.

Un fracaso en la vida está en potencia de enseñarnos mucho acerca de nosotros, digo está en potencia por que hay que querer aprender, se requiere valor, humildad, criterio y desapego para verdaderamente aprender las lecciones de la vida.

El éxito es en realidad un mal maestro, los errores y los fracasos en la vida son los que forjan nuestro carácter y mentalidad.