Saltar al contenido

Cómo Tener Autocontrol ¿Cuál es su Importancia?

como tener autocontrol

Seguramente habrás escuchado acerca de la importancia de tener autocontrol en la vida, incluso la misma intuición nos dice que el autocontrol es una cualidad fundamental para el desarrollo.

Sin embargo, ¿Qué pasa al momento de practicarlo?

El autocontrol en la práctica parece que se desmorona, cuando realmente intentamos practicar el autocontrol nos encontramos con montañas de dificultades, emergen emociones, hábitos y pensamientos que nos atan solo a reaccionar, para después, sentir arrepentimiento e inconformidad con nosotros mismos.

Por esta razón es que he decidido elaborar este artículo, creo que necesitamos una guía que nos permita, de forma gradual, desarrollar el autocontrol en nuestra vida y ser capaces de mejorarlo poco a poco.

Por experiencia se que trabajar el autocontrol es un proceso que requiere tiempo, paciencia y, sobre todo, autoconocimiento.

A continuación, te comparto todo lo que he aprendido fruto de la investigación y la aplicación.

Espero esta información pueda ayudarte tanto como a mí me ha ayudado. En caso de que busques una respuesta rápida, aquí la tienes…

Para tener autocontrol es necesario identificar, a través del autoconocimiento, la raíz de nuestro comportamiento, tenemos que ser capaces de percibir la influencia que ejercen los hábitos en nuestra forma de pensar y actuar. Después, con ayuda de la voluntad, debemos de sustituir los hábitos que nos hacen perder el autocontrol y la ecuanimidad.

Ahora bien, vamos al desarrollo, he descubierto que comprender un problema a fondo, como es el del autocontrol, de manera intelectual, nos da la oportunidad de adquirir mayor determinación al momento de resolverlo.

Esto se da porque la mente comprende hasta que punto esta siendo limitada y afectada por un problema en específico.

¿Qué es el Autocontrol?

El autocontrol es la capacidad que los seres humanos poseen para evitar reaccionar ante los estímulos provenientes del exterior. Dichos estímulos despiertan emociones, las cuales, en la mayoría de los casos generan reacciones involuntarias en las personas.

A pesar de que los impulsos vengan del exterior, es la mente la que en última instancia produce esas reacciones adversas.

¿Por qué? Porque la mente esta alimentada por patrones de pensamiento y de comportamiento, los cuales forman hábitos, estos, con el paso del tiempo, se arraigan y moldean nuestra percepción de la realidad.

Piénsalo de esta manera, cuando ante determinada situación que experimentas, reaccionas de una manera que sabes no es correcta, te arrepentirías, desearías haber actuado de otra manera.

Sin embargo, algo, en apariencia inexplicable te obligó a reaccionar de la forma en que lo hiciste.

Ese algo es una semilla mental que plantaste en el pasado a través de la repetición de acciones.  dicha semilla germinó en la mente y se convirtió en un poderoso hábito.

que significa autocontrol

¿Por qué no logramos Mantener el Autocontrol?

Los malos hábitos son el enemigo del autocontrol, hoy en día, la gran mayoría de las personas funcionamos por hábitos, y desgraciadamente por los malos.

Nadie nos enseña a formar buenos hábitos que nos apoyen a guiar nuestra vida en el sendero que queremos.

Por esta razón es tan complicado practicar el autocontrol, hemos actuado tanto tiempo bajo el poder de los malos hábitos que al momento en que decidimos controlarlos y practicar el autodominio nos resulta muy difícil.

Es importante mencionar que a pesar de que cultivar el autocontrol en la vida es un importante reto, no debemos desistir. Muchas personas se rinden y dejan de hacer el intento debido a que no ven resultados inmediatos.

Se desaniman y asumen que no se puede hacer nada para cambiar, así que deciden dar rienda suelta a sus hábitos y vivir en el plano de las compulsiones.

El autocontrol se desarrolla de forma gradual

Yo pase por esa situación, al principio fracasaba al practicar el autodominio, una y otra vez caía derrotado por las emociones y las reacciones nacidas de los hábitos.

Cuando estaba por rendirme, comencé a razonar lo que estaba haciendo, me di cuenta de que la batalla que estaba luchando no era una que se ganara de la noche a la mañana, después de todo, construir mis malos hábitos me había llevado años, ¿por qué el autocontrol habría de llegar de la noche a la mañana?

Así que decidí indagar en el interior, empecé a percibir que no notaba mi falta de autocontrol en los momentos agradables, a pesar de que, en estos, también reaccionaba y también estaba guiado por las emociones, solo notaba mi carencia de autocontrol cuando sufría.

Este punto es clave, me percaté de que, cuando los deseos son satisfechos y obtenemos placer de nuestras experiencias, no cuestionamos como se forman estas experiencias, no nos importa, después de todo, somos, según nosotros, felices.

Solo es cuando cosechamos los amargos frutos de nuestras acciones que nos lamentamos y buscamos respuestas. Es preciso comprender que el origen de lo bueno y lo malo que nos sucede esta en la mente, no en el exterior.

Podemos elegir entre dos caminos; uno es el de las reacciones, ceder todo al poder de los hábitos, medir nuestra vida en función del placer y del dolor que experimentemos y no cuestionar nada.

La otra opción, es practicar el autocontrol a través del uso de la fuerza de voluntad, cultivar el discernimiento y comprender la forma correcta de actuar.

En última instancia, la forma correcta de actuar es aquella que no nos hace sufrir, ni a nosotros mismos, ni a los demás.

auto control

Tipos de Autocontrol

En general, existen tres tipos de autocontrol, a continuación, te los describiré brevemente, para que puedas identificar cómo funcionan en ti.

Autocontrol Físico

El autocontrol físico o corporal, es aquel que nos permite estar a cargo de los impulsos que tiene el cuerpo, tales como la postura, la resistencia, la aplicación de fuerza y la capacidad de continuar con una actividad determinada a pesar de sentir agotamiento.

Autocontrol Emocional

El autocontrol emocional nos permite elevarnos por encima de nuestras emociones, independientemente cuales sean estas, para elegir a voluntad nuestra reacción.

Lo anterior quiere decir que sin importar el efecto natural que una emoción pueda producir en nosotros, decidimos practicar la ecuanimidad para evitar caer prisioneros de emociones que pueden llegar a nublar nuestro juicio.

Esto de ninguna manera quiere decir suprimir ni enterrar nuestras emociones, sin embargo, una cosa es sentirlas y otra muy diferente es permitirnos actuar por meros impulsos.

La regulación proveniente del autocontrol emocional nos permite controlar dichos impulsos.

Autocontrol Mental

Sin duda considero que el autocontrol mental es el mas retador, controlar la mente, controlar los pensamientos es una tarea dura, aunque sin duda la recompensa esta al nivel de la dificultad.

Ser capaces de controlar nuestra mente, en automático nos provee el autocontrol físico y el emocional.

La raíz de toda acción y de toda emoción se originan en la mente, si con ayuda de la voluntad comenzamos a controlar aquello en lo que pensamos y dirigimos la mente hacia donde queremos y nos mantenemos en ese sentido, estaremos en completo control de nuestra vida.

autocontrol definicion

Ejemplos de Falta de Autocontrol

Un ejemplo muy claro es cuando perdemos los estribos en el tráfico y nos ponemos a insultar a aquel que invadió nuestro carril o cometió alguna torpeza. Este ataque de ira, aparte de ser nocivo para la salud, nos perjudica al momento de relacionarnos y tomar decisiones.

Cuando permitimos que emociones como la ira tomen el control, nos obligan a percibir una realidad diferente, nos volvemos impulsivos y poco racionales, y lamentablemente estos estados se pueden extender por días, creando así, un poderoso hábito.

Te puede sonar a exageración como el enojarte durante el tráfico puede afectarte durante días, e incluso generar un hábito compulsivo.

Sin embargo, el tráfico fue solo un disparador, un momento, es la falta de autocontrol la que hace que esa emoción prolifere e invada más momentos de tu vida.

Por ejemplo, supón que te molestaste en el tráfico, a continuación, suena tu teléfono, te llaman de la oficina para recordarte una cita, te das cuenta de que olvidaste un papel importante; así que contestas el teléfono de mala gana, no ves soluciones al tema del papel y llegas echando humos a la oficina, lo cual incrementa las posibilidades de que la cita no vaya como esperabas.

Análisis a profundidad

¿Cómo habrán sido las interacciones con las personas?, ¿Cómo habrá impactado el humor a la energía para trabajar?, ¿Cómo habrá afectado comer de malas?

Si no paramos, y no controlamos las emociones hasta este punto, vamos a ver un efecto dominó, en realidad no es que un mal momento en el tráfico te de el hábito de reaccionar ante la ira; es la falta de autocontrol la que hace que dicha reacción se extienda e invada más momentos.

A pesar de que uno pueda decir que este es un día caótico producto de la mala suerte, en realidad el autocontrol de las emociones habría jugado un papel importante.

Los hechos son los mismos, con, o sin autocontrol, sin embargo, la diferencia está en las reacciones y las decisiones. Son estas las que nos hacen percibir realidades opuestas.

Al controlar el sentimiento podemos pensar y razonar con claridad, esto nos abre la puerta a múltiples soluciones creativas a los retos a los que nos enfrentemos.

Este enfoque es el que hace la diferencia, ya que, podemos poner a nuestro favor un día que en apariencia pintaba caótico.

Ejemplos de Autocontrol

Uno de los mejores ejemplos de autocontrol es aquel en el que controlamos la mente para evitar sucumbir a un alimento que sabemos no es adecuado para nuestra salud.

Generalmente lo que sucede es que, de la nada, nos invade un pensamiento con ese tipo de alimento, ya sabes cómo es esto, llega el antojo e imaginamos ese alimento preparado de distintas formas y el antojo cada vez se hace más grande.

Sin embargo, una mente dotada de autocontrol es capaz de identificar la mala pasada que nos estamos jugando.

La persona con autocontrol razona y se percata en la poca utilidad que va a tener un momento de placer, se dice a si misma que el placer que podría experimentar al degustar la comida es efímero, en cuestión de minutos se va a diluir.

Sin embargo, el mal al que se hará acreedora durará días, incluso se da cuenta que el sucumbir hoy nos hará caer también mañana, encadenándonos a un mal hábito alimenticio.

Dicho mal hábito hará que nuestros problemas de salud se hagan crónicos y nuestras experiencias de sufrimiento duren por años. Todo por unos miserables minutos de placer.

Incluso aquel que posee autocontrol puede ir a más, ya que entiende que de igual forma el alimento nocivo le quita energía, esto debido a que el proceso de digestión se hace más duradero, de igual forma le quita tiempo y concentración para poder hacer tareas que realmente sean beneficiosas para el desarrollo.

Al final, el individuo dotado de autocontrol se limita a ver la matemática y la lógica de las cosas, ve lo irracional que es dejarse llevar por un mero antojo, ya que ve todo lo que esta en potencia de perder sucumbiendo y todo lo que puede ganar controlándose.

Técnicas de Autocontrol

Ahora te compartiré 2 poderosas técnicas que te permitirán desarrollar el autocontrol, yo practico ambas y te puedo asegurar que funcionan y los beneficios son enormes.

autocontrol caracteristicas

1. Meditación

Sin duda la meditación es la mejor herramienta para cultivar el autocontrol en la vida. Esto se debe a que, practicando una técnica de meditación apropiada, logramos calmar el cuerpo y la mente.

Calmar el cuerpo y la mente nos da la posibilidad de observarnos más allá de las emociones y compulsiones, al meditar, uno comienza a entender por experiencia propia, las múltiples formas en las que inconscientemente nos hacemos daño, tanto físico, como mental y emocional.

El que seamos capaces de comprender esto es sin lugar a duda la mejor forma de empezar a desarrollar el autocontrol. Es de poca utilidad cuando alguien más nos dice lo que esta mal en nuestra vida y lo que debemos cambiar.

Ultimadamente siempre podremos encontrar pretextos y justificaciones, incluso podemos señalar faltas en las personas que nos sugieren cambiar cosas para defendernos y proteger nuestros malos hábitos.

Pero ¿qué pasa cuando eres tú el que se da cuenta de tus malas acciones y hábitos? no hay lugar a donde esconderse, no hay a quien atacar y no podríamos engañarnos con justificaciones baratas que pueden convencer a los demás.

En este momento la única resolución que podemos tomar es pelear con nuestros malos hábitos, aquí es cuando la voluntad emerge y empezamos a desarrollar el autocontrol.

Si continuamos practicando la meditación, notaremos que nuestra práctica de autocontrol se ve reforzada y conforme pasa el tiempo nos controlamos en más áreas de la vida. Y el resultado de esto no puede ser otro que una vida más plena y feliz, no hay duda.

De igual forma, cultivar el hábito de la meditación permite calmar el flujo de los inquietos pensamientos que nos provocan preocupación, estrés y ansiedad, y, al mismo tiempo nos da la oportunidad de concentrarnos a voluntad en aquello que seleccionemos.

Te comparto este artículo que nos enseña a meditar de forma correcta y simple.

2. La introspección

Sin duda practicar la introspección es otra forma de cultivar el autocontrol, yo en lo personal practico ambas técnicas y te recomiendo fuertemente hacer lo mismo.

La introspección nos permite conocernos a nosotros mismos, nos permite conocer nuestra esencia a base del cuestionamiento.

Esto nos da la oportunidad de definir la forma en la cual nos gustaría pensar y actuar, para después, compararla con nuestro presente e identificar por cuenta propia aquellas zonas que necesiten cambios y estemos carentes de autocontrol.

Te dejo el artículo que escribí hace un poco profundizando en la práctica de la introspección.

Cómo Mejorar el Autocontrol Hoy

Para mejorar el autocontrol hoy, aparte de las técnicas que se compartieron arriba, procura respirar de manera profunda tantas veces como te sea posible.

Puede sonar simple, pero siempre que somos víctimas de emociones y hábitos negativos, la frecuencia de nuestras respiraciones y pulsaciones se va incrementando.

Esto hace que la oxigenación al cerebro no sea la más adecuada. Por esta razón es que es difícil razonar en esos momentos, en cambio, al respirar de forma profunda, mantenemos el cuerpo oxigenado y la frecuencia cardiaca es baja.

De mantenernos en este estado, nos será más fácil controlar y razonar ante los impulsos. Si practicas la meditación, te darás cuenta de que comienzas, de forma automática, a respirar mejor en tu día a día.

Las personas no notan la importancia de la respiración debido a que solo respiramos para sobrevivir, no para vivir.