Saltar al contenido

Madurez Emocional, Cómo Desarrollarla

La madurez emocional en las personas es un factor clave para un desenvolvimiento social armonioso. En los últimos años, nos hemos concentrado en el desarrollo del intelecto dejando a un lado la madurez emocional, por considerarla menos importante y menos necesaria.

Muchos consideran que la madurez emocional es en realidad una barrera asociándola únicamente al desarrollo de emociones enfocadas al sentimentalismo.

La madurez emocional se desarrolla cultivando la empatía y la introspección, esta ultima deriva en el autoconocimiento, el cual nos permite aprender de nuestras experiencias de vida más allá del mero intelecto.

¿Qué es Madurez Emocional?

Madurez emocional es un estado que adquirimos los seres humanos cuando logramos percibir, asimilar y dimensionar el conocimiento y las emociones adquiridas, producto de las experiencias personales.

Esto con el objetivo de crecer personalmente, o de transmitir dicho conocimiento y experiencias a alguien mas. Es necesario decir que el nivel de madurez emocional no es proporcional a la edad de una persona.

El Paradigma de la Madurez

Estamos acostumbrados a pensar en términos de edades y experiencias en la vida para categorizar el nivel de madurez emocional que una persona tiene; a simple vista es algo bastante lógico de hacer y tiene mucho sentido.

Esto es porque la mente razona que una persona de corta edad ha vivido y se ha desarrollado poco, y, además, carece de experiencia en muchos temas.

Este razonamiento es correcto hasta cierto punto; a pesar de que la lógica nos hace manifiesta la importancia de las experiencias de vida para adquirir madurez emocional, la gran mayoría de las personas estamos omitiendo una parte fundamental: El aprendizaje de las experiencias.

Madurar es Confundido con Crecer

Madurar es frecuentemente confundido con el termino “crecer”, o madurar en el aspecto biológico; derivado de esta confusión las personas creamos y asumimos verdades de vida; sin darnos cuenta que estamos creando hechos para respaldar nuestras propias conclusiones y poder actuar como se nos antoje.

Madurez Emocional y Mental

Madurez emocional y madurez mental no significan lo mismo; es común confundir estos dos conceptos, sin embargo existen diferencias sustanciales.

La madurez metal hace referencia a aquella que está enfocada en el desarrollo del razonamiento y la capacidad para solucionar problemas de índole intelectual.

La madurez mental también la podemos asociar con las inteligencias siguientes: Inteligencia lingüística, Inteligencia lógica matemática y la Inteligencia espacial.

Por otra parte la emocional se relaciona con las siguientes inteligencias: Inteligencia emocional, Inteligencia intrapersonal y la
Inteligencia interpersonal.

La Madurez Emocional en Hombres y Mujeres

La madurez en el plano emocional no la podemos asociar a un género en específico; tanto hombres como mujeres pueden alcanzar un alto grado de madurez emocional.

Dicho esto, debemos aclarar que a las mujeres les es más fácil adquirir este tipo de madurez que a los hombres. Esto es debido a que en el hombre el raciocino predomina por encima de las emociones; y en el caso de las mujeres, son las emociones las que ejercen una mayor influencia.

En realidad, la mente emocional y la mente racional son necesarias para que podamos tener una vida equilibrada.

significado de madurez emocional

Tener Experiencias de Vida No Equivale a Tener Madurez Emocional

Lo que a una persona le da madurez emocional en realidad no está basado en las experiencias de vida únicamente, sino en el aprendizaje que se obtuvo de dichas experiencias y, sobre todo, como la vida de la persona mejoró gracias a dicha experiencia, sin importar si se trata de una experiencia positiva o una negativa.

Hoy en día vivimos únicamente acumulando experiencias, dejamos que la corriente de la vida nos lleve y nos llene de múltiples experiencias.

Esto nos hace pensar que gracias a nuestras vivencias estamos adquiriendo madurez y sabiduría, pero ¿Realmente esto es cierto? ¿En verdad las personas adultas somos maduras?

Pienso que las respuestas a estas preguntas las podemos responder de forma intuitiva con un rotundo “No”.

Cómo la Madurez Emocional Te Ayuda a Prevenir Conflictos

La madurez emocional es una herramienta fundamental para prevenir conflictos con otras personas; esta nos ayuda a ser personas con más empatía, por lo que nos es posible saber las formas para interactuar de la mejor manera con los demás individuos.

Cuando tenemos un grado de madurez emocional elevado, nos es posible anticipar situaciones de vida que pueden generar conflictos.

Tu Comportamiento Define Tu Grado de Madurez Emocional

Es evidente que el comportamiento de la sociedad está cada vez más deteriorado, actuamos como auténticos niños que pareciera que nuestras experiencias solo sirven para tenerlas de adorno.

No aprendemos nada de estas, asumimos que el hecho de haberlas tenido es suficiente, no reflexionamos sobre estas, no analizamos nuestro comportamiento ni nuestra forma de pensar y actuar.

Al omitir estas acciones el aprendizaje se reduce a cero; por lo que vivimos cometiendo los mismos errores una y otra vez.

Vivimos tomando crédito por lo que nos sale bien y culpando a los demás por aquello que sale mal, tratamos de cambiar todo nuestro entorno antes de voltear y observarnos a nosotros mismos.

madurez personal

La Madurez Emocional de Una Persona

A menudo le pido a las personas pensar en el concepto que tenían de los adultos en la infancia; las respuestas en su mayoría son orientadas a la idea de personas responsables, que saben en todo momento que hacer, personas dignas de admirar, y que son auténticos ejemplos.

Hoy que estamos en edad adulta: ¿cuál es tu opinión y percepción de los adultos? Seguramente esta ha cambiado radicalmente, aunque probablemente no hayas pensado en esto en años, seguro hoy percibes las cosas de manera diferente.

Nos hemos encontrado con que el convertirnos adultos en realidad es un tema de edad, social, de asumir responsabilidades y obligaciones y gozar de ciertas libertades; pero nunca, es y ha sido un tema de adquirir madurez y sabiduría.

Podemos observar y experimentar que nuestro comportamiento no es muy diferente al de los niños y adolescentes, las diferencias solo se perciben por las magnitudes de nuestros actos, y en el hecho de que ahora no hay nadie que amortigüe nuestras caídas como hacían los padres.

Si observamos el comportamiento de la sociedad podemos ver este fenómeno claramente, tristemente observamos que cada decae el grado de madurez emocional en las personas.

Madurez Emocional en la Vida Profesional

Hoy en día, adquirir madurez emocional en nuestro trabajo es fundamental.

Las personas viven con la idea de que en el trabajo lo más importante es el nivel de desarrollo intelectual; muchos, ningunean las emociones y actúan guiados por su raciocinio solo con el objetivo de crecer profesionalmente.

La realidad es que a pesar de que muchos no lo vean, actuar de esta manera solo atrae resultados negativos para las personas.

El desarrollo emocional nos permite construir mejores relaciones, así como tener influencia positiva en la gente de nuestro alrededor.

Si somos capaces de adquirir madurez emocional e intelectual, habremos conseguido ampliar nuestro marco de referencia para tener un desarrollo superior a aquel que solo está basado en el intelecto; el coaching de vida suele ser una herramienta muy útil para el desarrollo emocional.

Gente sin madurez emocional puede conseguir cosas en el trabajo, sin duda, sin embargo, muy a menudo las consigue pagando un precio muy elevado, sacrifica sus relaciones profesionales y a menudo personales; quedándose solo y sin autoridad moral.

Cómo Alcanzar la Madurez Emocional

Estoy convencido de que el proceso de lograr la madurez emocional es en esencia simple (no fácil).

Sin embargo, es necesario estar dispuestos examinar nuestras experiencias de vida, aprender de ellas, permitir que nos transformen al aceptar nuestros errores de comportamiento y de pensamiento.

Con base el aprendizaje obtenido de nuestras propias experiencias, tanto positivas como negativas, podremos actuar en consecuencia.

Aprender con humildad de nosotros mismos, desarrollara eventualmente un elevado nivel de empatía, el cual, nos permitirá comprender a aquellos que nos rodean, podremos ponernos en sus zapatos y seleccionar la mejor forma de actuar de acuerdo a la situación específica.

Actuar de esta manera enriquecerá nuestras percepciones de la vida; nos hará más responsables de la congruencia entre lo que pensamos decimos y hacemos.

Solo así es que podemos aprender las lecciones que nos da la vida y volvernos mejores gracias a estas; solo así es que adquirimos experiencia y sabiduría. En ultima instancia tenemos que aprender a vivir. Al hacer esto la influencia que tenemos en las demás se incrementa de forma exponencial, ya que enseñamos con nuestro propio ejemplo.