Saltar al contenido

Cómo Salir de un Círculo Vicioso

circulo vicioso

Las personas, sin darnos cuenta, podemos estar viviendo en un círculo vicioso, el cual nos provoca experiencias nocivas de vida y nos mantiene atados a limitaciones creadas por nosotros mismos.

Para salir de un círculo vicioso es necesario identificar patrones limitantes que nos hacen actuar creyendo que obtenemos un bien. Debemos de observar cómo afectan a nuestras percepciones con ayuda del cuestionamiento interno practicado en la introspección.

El darnos cuenta de cómo funciona el círculo vicioso en su totalidad, nos permite ganar visión y tomar decisiones que traerán resultados diferentes.

En este artículo vamos a compartir la forma de identificar aquellos patrones que nos mantienen atados a repetir comportamientos. Son estos patrones los que nos imposibilitan a salir de un círculo vicioso creado.

Qué es un Círculo Vicioso

Un círculo vicioso es la repetición de ciertos patrones de comportamiento y de pensamiento dañinos, los cuales hacen creer a una persona que crece, se desarrolla y obtiene beneficios.

Esta percepción es la causa de la repetición de dichos patrones. Un círculo vicioso funciona como una quimera.

¿Por Qué No Puedo Salir de Un Círculo Vicioso?

La principal razón por la cual no logramos salir de un círculo vicioso es debido a que no lo logramos identificar. En realidad, identificarlo no es fácil, requiere de mucho autoanálisis y desapego.

Cuando pensamos en los círculos viciosos más comunes como: las relaciones de pareja tóxicas, un trabajo desgastante, hábitos dañinos o acciones perjudiciales a algún área de vida; podría resultar evidente que son patrones que solo van a generar daño.

Sin embargo, cuando estamos inmersos en dichos patrones solo vemos lo más inmediato. En la mayoría de los casos lo inmediato es experimentar algún tipo de satisfacción, como: placer, seguridad o esperanza.

¿Cómo Saber Si Estoy en un Círculo Vicioso?

Si lo analizamos en nuestro propio caso, nadie cae en un círculo vicioso queriéndose hacer daño. Todos los que estamos o hemos estado en círculos viciosos estamos buscando nuestro propio bien.

La limitación surge cuando este bien se vuelve una quimera (ilusión). Dejamos de ver todo lo que sucede a nuestro alrededor, y solo mantenemos en la mente la promesa de experimentar ese bien que buscábamos.

Todo puede estar colapsando a nuestro alrededor, sin embargo, no lo vemos, y si lo vemos no nos importa. Hemos permitido que la mente se haya apegado tanto que solo ve lo bueno que está consiguiendo o puede conseguir.

En estos estados nadie se cuestiona si hay algo mejor o si estamos cometiendo un error

La ilusión que produce un círculo vicioso es tan poderosa que no permite que nada de fuera entre, como consejos, intervenciones, o sacudidas generadas por la propia vida.

salir de un circulo vicioso

Entendiendo el Poder de Un Circulo Vicioso a Través de Alguien Más

Cuando vemos a personas que claramente están viviendo en un círculo vicioso, lo primero que pensamos es: ¿Cómo es posible que no se de cuenta lo que hace? No nos percatamos que la gente puede estar diciendo lo mismo de nosotros.

Es común ver las faltas en los demás, criticar e incluso confrontar. He aprendido que este tipo de comportamiento es perjudicial, tanto para la persona a la cual nos referimos como para nosotros.

Si no entendemos las implicaciones de las vivencias propias, menos lo vamos a hacer de las ajenas.

Debemos comprender que una persona que es víctima de un círculo vicioso es eso, una víctima de una poderosa ilusión. Y dicha ilusión solo se vence con entendimiento y voluntad.

El estado mental de alguien en un círculo vicioso

Una de las peores cosas que le pueden pasar a una persona que es víctima de un círculo vicioso es que la confronten y le echen en cara lo mal que lo esta haciendo.

Esto es debido a que lejos de ayudar, estimulamos a que las emociones negativas salgan de las personas. Cuando esto sucede, solo hay reacciones defensivas y ataques que no ayudan a nadie.

En muchos casos, cuando alguien, aunque sea cercano, llega a señalar defectos y situaciones dolorosas en la vida de una persona, lo más común es que la persona lo sienta como ataque, se irrite y decida señalar defectos y atacar a quien se acercó.

En un principio, nadie buscaba atacar, era todo lo contrario, sin embargo, la falta de autocontrol y de autoconocimiento, limita nuestras percepciones.

Por esto, cuando estamos en un círculo vicioso no aceptamos y no logramos ver lo bueno de los consejos de los demás, incluso, aunque sepamos que son buenos consejos, simplemente no hay la voluntad para seguir dichos consejos.

como saber si estoy en un circulo vicioso

Lo Que No Funciona Para Salir de un Círculo Vicioso

Lo más lógico que podríamos pensar en hacer para salir de nuestro círculo vicioso es hacer algo diferente a nivel externo, ¿cierto?, algo que simplemente nos aleje y nos permite tener diferentes experiencias.

Sin embargo, he comprobado que este camino sólo lleva a nuevos círculos viciosos en el futuro, incluso, para muchos, es prácticamente imposible encontrar el valor y la voluntad suficientes para hacer cosas diferentes.

Debemos comprender que un círculo vicioso no está en el exterior, en realidad, todo lo que sucede a nivel externo es una proyección de lo que sucede dentro, es ahí en donde está la verdadera pelea.

El círculo vicioso es creado por la mente, las acciones son reflejos, si cambias tus acciones y mantienes el mismo estado mental, te verás obligado a repetir resultados, veras las cosas un poco diferente, cambiarán las personas, la ciudad, el trabajo, las formas, sin embargo, dentro de ti estará sucediendo lo mismo.

La Visión Necesaria Para Salir de un Círculo Vicioso

Si verdaderamente queremos salir de un círculo vicioso es preciso desarrollar la capacidad de ver más allá de lo inmediato.

Solo si logramos incrementar nuestra visión es que vamos a poder vencer la ilusión y ver con claridad que estamos dentro de un círculo vicioso. El cual, nos mantiene buscando una satisfacción realizando acciones que generan todo lo contrario.

En última instancia, la causa de caer en un círculo vicioso se debe a que se mantiene un anhelo de encontrar un bien en donde, sin verlo, hay todo lo contrario.

La ilusión nace cuando las acciones nocivas que hacemos nos prometen dicho bien y solo nos hacen daño, después de experimentar el daño vuelve esa promesa, la creemos y repetimos las acciones.

Un círculo vicioso siempre está alimentado por pequeños placeres que nos mantienen atados.

Dichos placeres crean apego, este apego hace que no veamos a todo lo que estamos renunciando por experimentar el mísero placer producido en un círculo vicioso.

El Único Paso Para Salir de un Círculo Vicioso

Entonces, el primer paso que debemos dar para vencer un círculo vicioso es cultivar el entendimiento interno.

Este solo nace de cuestionarnos, de indagar profundamente dentro y empezar a descubrir quienes somos y qué queremos verdaderamente de la vida.

La práctica de la introspección es la mejor herramienta que podemos usar para cuestionar de forma imparcial.

El simple hecho de hacernos estas dos preguntas hará que nuestra conciencia adquiera una nueva dimensión y empezaremos a ver las cosas de forma diferente.

No es necesario encontrar las respuestas a estas preguntas de manera inmediata.

El mero hecho de mantener estas preguntas en la mente y el tratar de buscar, a medida de nuestras posibilidades, las respuestas, harán que comencemos a cuestionarnos el porqué de muchas cosas.

Este nuevo enfoque hará que nos empecemos a dar cuenta de quienes NO somos, este proceso nos permitirá ir removiendo, de manera automática, aquellas situaciones de vida que no sean parte de nosotros.

Al mismo tiempo que nos empezamos a dar cuenta de lo que NO somos y de lo que NO forma parte de nosotros, nos iremos dando cuenta, de forma inadvertida, que es lo que sí es parte de nosotros, que es lo que de verdad nos satisface.

Este proceso permite cambiar el rumbo y hacer, ahora si, cosas diferentes, no porque sean autoimpuestas, sino porque son elecciones tomadas con agrado.

Cuando practicamos esto, lo primero que se esfuma es la ilusión, es en ese momento en el cual logramos identificar nuestro círculo vicioso y salir de él sin dificultades.

Pero, todo en realidad, fue un trabajo interno, cambiar las circunstancias externas fue una consecuencia al cambio fundamental que tuvo lugar en el interior.