Saltar al contenido

Cómo Mejorar las Relaciones Familiares

relaciones familiares

Pocas veces nos preguntamos cómo podemos mejorar las relaciones familiares. En mi caso, consideraba que las relaciones familiares no necesitaban trabajo, pensaba que, al tratarse de familia, las personas siempre estarían ahí y la relación tendría que ser buena solo por el hecho de ser familia.

Me he dado cuenta de que, en realidad, mucha gente vive pensando de esta manera. Esto nos ha llevado a depender de la costumbre. Nos hemos habituado a convivir con las personas de nuestra familia solo por que lo son. Sin embargo, pocas veces juzgamos la calidad de la convivencia y de la relación en sí.

Lo mejor que podemos hacer para mejorar las relaciones familiares es detectar nuestra percepción y nuestro comportamiento en la familia. Es necesario preguntarnos qué es lo que estamos dando para nutrir estas relaciones; y ver que es lo que los demás dan; más allá de convivencias vacías y protocolarias, las cuales solo son alimentadas por la costumbre.

¿Por Qué es Importante Mejorar las Relaciones Familiares?

Mejorar las relaciones familiares es importante porque, al ser nuestro circulo más cercano, determinan en buena parte el tipo de relaciones que vamos a cultivar en otros círculos.

Si no aprendemos a nutrir las relaciones familiares, será complicado tener relaciones sólidas fuera de la familia.

Esto es debido que no vamos a contar con la experiencia de cultivar una relación personal profunda y bilateral. En la familia se forjan todos los principios y valores que nos hacen desarrollar un comportamiento determinado en la vida.

como son las relaciones familiares

Predica con el ejemplo en las relaciones familiares y en la vida

Es necesario aprender a practicar lo que enseñamos y lo que nos fue enseñado; con objeto de constantemente desarrollarnos como individuos y como familia.

Las personas no logramos ver la relevancia que tiene nuestro comportamiento a nivel familiar. Muchos, ignoran completamente la relevancia de las relaciones familiares y las descuidan a tal grado que se olvidan.

Dejan que los vínculos se diluyan para solo ser mantenidos por el hilo del afecto y cariño que se pudo haber generado en el pasado. En realidad, es sorprendente el número de familias que solo se sostienen por el pasado.

Poca gente en estos casos se da cuenta de que sus convivencias son mecánicas y sin trascendencia. En realidad, solo se busca mantener una apariencia de unión, cuando en realidad ya nadie se conoce entre sí.

No se dan cuenta de esto, ya que asumen que saben todo unos de otros porque son familia. Solo se dan cuenta de la realidad cuando alguien hace algo inesperado, algo que rompe los estereotipos. En esos momentos es que verdaderamente caemos en cuenta de que no nos conocen o no conocemos.

Cultiva tus relaciones familiares a diario

Si no cultivamos nuestras relaciones familiares a diario, podemos caer en intrascendencia familiar. Es importante siempre tratar de mejorar las relaciones familiares con base en una convivencia activa, en mostrar interés genuino con los distintos miembros para realmente mantener viva la relación.

Tenemos que ser capaces de verdaderamente aprovechar el tiempo que tenemos con los miembros de nuestra familia para poder crear vínculos y generar confianza.

Esto hará que las personas sientan confianza de confiarnos sus experiencias; y en caso de ser necesario solicitar nuestro apoyo y viceversa. Mejorar las relaciones familiares implica ver más allá de nosotros mismos y de nuestro propio ego; con frecuencia es el ego el que nos hace descuidar y alejarnos de nuestra familia.

fortalecimiento de las relaciones familiares

La Verdeara Familia y el Fundamento de las Relaciones

Cuando hablamos de relaciones familiares, muchos se imaginan un estereotipo de familia. Sin embargo, estoy convencido que nosotros escogemos nuestra familia a diario.

Esta en realidad va más allá de los lazos consanguíneos entre las personas. Las relaciones familiares son aquellas relaciones que consideras el núcleo de tu existencia, sin importar si hay parentesco sanguíneo o no.

Para analizar esta situación debemos de contar con mucho criterio, ya que, en ocasiones, derivado de conflictos, nos olvidamos de relaciones que verdaderamente son importantes para nosotros, pero debido a egos y caprichos les restamos importancia; sin percibir el hueco que pueden dejar en nuestras vidas.

Si logras percibir la relevancia que tienen las relaciones familiares en la vida, te será más fácil dar los pasos para mejorarlas, al mismo tiempo que comprenderás la relevancia que tienes para tu familia.

Si logras ver como nuestro propio ego nos hace percibir y actuar de forma equivocada, aunque no lo queramos; nos será más fácil comprender que a los demás les pasa lo mismo. Este entendimiento nos da mucho para poder comenzar a mejorar nuestras relaciones familiares.

Pasos Para Mejorar las Relaciones Familiares

Estos pasos que te comparto fueron los que yo he comprobado que funcionan, los he aplicado a mi vida y he obtenido grandes resultados; no solo a nivel familiar, sino en las demás áreas de mi vida.

Es común pensar en cuál es la razón por la cual somos nosotros los que tenemos que actuar y no los demás. Esta es una de las razones por las cuales no mejoran las relaciones familiares; producto del ego, nadie quiere ser el primero en actuar. Asumen que es un acto de debilidad cuando es todo lo contrario.

relaciones de familia

1. Pregunta a alguien de confianza su opinión acerca de tu relación familiar.

Es preciso estar abiertos a escuchar opiniones del exterior. Si quisieras observar la curvatura de la tierra, tendrías que salir de esta; así pasa con las relaciones familiares.

Si queremos una visión mas amplia e imparcial de las cosas, es bueno pedir la opinión a alguien de fuera. Esto no quiere decir que su opinión es la verdad absoluta ni mucho menos.

Simplemente es un ejercicio para ampliar nuestro marco de referencia y tener un punto de vista diferente al nuestro y al de los familiares.

2. Analiza tu comportamiento en las relaciones familiares.

Una vez cuentes con la opinión de una o varias personas acerca de tus relaciones familiares, analiza tu comportamiento con los miembros de tu familia, pon atención a las emociones que sientes con cada miembro.

Analiza si tu actitud es de juzgar, de criticar, de comprensión o de indiferencia; por poner algunos ejemplos.

Presta atención al tipo de convivencia que tienes con los miembros, sobre todo trata de identificar si tu convivencia esta basada en la costumbre y en protocolo, en lugar de una convivencia que en realidad este nutriendo a todos los miembros.

3. Identifica con que persona mantienes una relación débil.

Después de hacer el análisis es importante identificar aquella persona con la menos te identificas, que de alguna manera la percibes con emociones negativas o de simple indiferencia.

Es poco recomendable tratar de mejorar todas nuestras relaciones de golpe; esto solo hace que nuestros esfuerzos se puedan quedar a medias y, por ende, los resultados no sean los esperados.

Es mejor concentrarnos en resolver aquello que más daño este causando. Me he dado cuenta de que este paso es fundamental para mejorar nuestras relaciones familiares; ya que influencia en gran medida nuestra percepción general, y afecta las demás relaciones.

Trata de poner atención especial a los sentimientos que guardas a esta persona y trata de buscar que fue lo que motivó a sentirte de esa manera. Intenta pensar en cómo tus percepciones pueden estar modificando la magnitud de las cosas negativas que le ves a esa persona.

cuales son las relaciones entre los miembros de la familia

4. Trata de desarrollar la empatía.

Una vez que hayamos identificado nuestra relación más débil; es preciso hacer un esfuerzo por salir de nosotros, de nuestro marco de referencia, para ponernos en el de la persona en cuestión.

Tenemos que intentar comprender las razones por las cuales actúa de cierta manera y decide ciertas cosas. El objetivo no es juzgar, sino comprender que la demás gente también vive situaciones difíciles que en ocasiones lo hacen actuar y decidir mal.

Este paso allanará el camino para realmente mejorar nuestras relaciones familiares. Puedes revisar el artículo en donde explicamos cómo desarrollar la empatía.

5. Trabaja en ti las cualidades que quieres ver en los demás.

Para realmente mejorar las relaciones familiares, debemos plantar primero, aquellas cualidades que deseamos ver en las demás personas.

Sencillamente no podemos pedir que alguien se comporte de una manera, cuando nosotros no estamos dispuestos a actuar de la misma forma. Si quieres cambiar a alguien, cambia tu primero.

He comprobado que los cambios que hacemos en nosotros, en nuestra forma de pensar y actuar, tienen más impacto que nuestras palabras. Si logras poner esto en práctica te sorprenderás con los resultados. Es difícil, cierto, pero la recompensa vale la pena.

como son las relaciones familiares

Pon atención al contenido dentro de las Relaciones Familiares

Si hemos detectado que el tiempo que convivimos con nuestra familia esta basado en la mera costumbre; haz todo lo posible por aumentar la calidad en el tiempo de tu convivencia, intenta nuevas dinámicas que permitan una integración verdadera.

Cuando esto no es posible, y has detectado que tus relaciones familiares están basadas en las trivialidades y el protocolo, prueba alejarte un poco. Aunque pudiera sonar contraintuitivo, la distancia nos revela muchas cosas.

La distancia puede hacer que cuando toque nuevamente convivir, el tiempo sea empleado de otra manera. También puede resultar que alguien de tu familia se acerque a ti preguntando acerca de tu alejamiento.

En estos momentos es en donde se pueden plantear las inquietudes acerca de las convivencias protocolarias. Esto, si se logra llevar de una manera pacífica, puede hacer que la forma de convivir cambie, ya que hay muchas posibilidades de que los demás se den cuenta del piloto automático familiar.

En última instancia todos los miembros con un genuino interés familiar están deseando internamente enriquecer y mejorar las relaciones familiares.